www.madridiario.es
Planta tercera del nuevo mercado de Barceló. Diáfana y sin terminar las obras.
Planta tercera del nuevo mercado de Barceló. Diáfana y sin terminar las obras.

El Ayuntamiento amplía el polideportivo de Barceló 22 días antes de terminar las obras

jueves 03 de abril de 2014, 07:30h
El Ayuntamiento de Madrid cambió los usos de una planta del nuevo mercado de Barceló 22 días antes de concluir las obras para añadir dicha superficie a un futuro polideportivo externalizado. Dicho piso del inmueble comercial se ha dejado sin terminar, a pesar de que se ha recepcionado la infraestructura.

El Consistorio anunció en el mes de febrero que, a final de mes, concluirían las obras de construcción del nuevo centro polivalente de Barceló, con dos años de retraso y un sobrecoste de casi el 40 por ciento. La infraestructura iría abriendo por fases, entregando en primer lugar el mercado a los comerciantes para que pudieran volver a la actividad en sus concesiones cuanto antes. El proyecto original del Consistorio, aprobado en 2009 y modificado en varias ocasiones desde el inicio de las obras, preveía que el espacio comercial ocuparía 7.150 metros cuadrados del centro, concentrados en uno de los volúmenes del complejo. Los tres primeros niveles de dicha ala del edificio estarían dedicados al mercado tradicional y la tercera planta tendría uso comercial distinto al del mercado, con acceso independiente, para acoger un espacio comercial polivalente.

Según fuentes del Área de Urbanismo, la dirección general de Gestión y Defensa del Patrimonio y la dirección general de Deportes del Ayuntamiento de Madrid, solicitaron modificar el Plan Especial del ámbito para que se pudiera destinar esta planta a uso deportivo. Dicha modificación se aprobó inicialmente el día 6 de febrero de 2014, 22 días antes de la finalización de las obras, junto con la desafectación de tres plantas de aparcamiento que iban a ser dedicadas a uso de residentes y que pasan a ser para uso privado. El director general de Planeamiento, Javier Hernández, dijo en dicha comisión que el cambio de usos de la planta se debía a la elevadísima demanda de zonas deportivas en la zona, aunque el Consistorio no ha acreditado ningún estudio de demanda al respecto, a pesar de la petición expresa de Madridiario.

Hasta entonces, el proyecto tenía previstos 2.850 metros cuadrados para usos deportivos en las plantas tercera, cuarta y quinta del edificio principal. La planta tercera del mercado está conectada con estos espacios a través de una pasarela. El documento urbanístico del plan especial señala que la superficie deportiva se amplía, de esta forma, de 2.850 a 3.388 metros cuadrados.

Polideportivo de gestión indirecta
El Gobierno municipal recepcionó las obras el 11 de marzo
, tal y como afirmó el Área de Urbanismo a consultas del PSOE en la comisión ordinaria del ramo de febrero, y se encuentra revisando posibles deficiencias antes de entregar el espacio a la asociación de comerciantes, que se quejan de que la demora les está produciendo nuevas pérdidas. Sin embargo, la tercera planta ha sido recepcionada en bruto, tal y como pudo comprobar el concejal de UPyD, Mariano Palacios, en una reciente visita. "Todo indica que el operador comercial que tenían previsto para el proyecto original se echó atrás y ahora justifican el cambio de usos de la planta, al igual que la desafectación de tres plantas del aparcamiento previstas para aparcamiento para residentes sin dar argumentos consistentes. Es todo muy raro y los números no cuadran", explicó el edil. Según Urbanismo, al ser espacio deportivo, no necesita más obras que su adecuación al uso correspondiente, conforme a lo que se acuerde por el explotador de la actividad.

Fuentes del Área municipal de Deportes confirmaron a este digital que en el lugar se instalará un polideportivo público de gestión indirecta que se desarrollará a partir de este verano, que contará con una sala de actividades dirigidas, una sala de fitness, una pista polideportiva y vestuarios. La licitación correrá a cargo de la Junta de distrito de Centro, responsable de las instalaciones deportivas. El departamento que dirige David Erguido ha eludido reiteradamente responder a las consultas de Madridiario sobre este proyecto. Sin embargo, fuentes cercanas al proyecto consideran que los planes del Consistorio podrían pasar por ofrecer a la adjudicataria la superficie deportiva, las plazas de aparcamiento desafectadas y la zona de restauración ubicada en la plaza pública para garantizar la rentabilidad del proyecto adjudicado.

Más información:

El Barceló costó 60,55 millones, frente a los 43 prometidos por Gallardón

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios