www.madridiario.es

El Barceló costará 60,55 millones, frente a los 43,25 prometidos por Gallardón

miércoles 26 de febrero de 2014, 07:30h
Este viernes abre, con dos años de retraso, el nuevo mercado municipal del centro polivalente de Barceló, en el distrito de Centro. Tras cinco años de obras y varios cambios en el proyecto, esta infraestructura, sufragada íntegramente por el Ayuntamiento de Madrid, se ha encarecido un 40 por ciento.
  • nuevo Mercado Barceló

    nuevo Mercado Barceló
    Juan Luis Jaén

  • nuevo Mercado Barceló

    nuevo Mercado Barceló
    Juan Luis Jaén

  • nuevo Mercado Barceló

    nuevo Mercado Barceló
    Juan Luis Jaén

  • Mercado Barceló (provisional)

    Mercado Barceló (provisional)
    Juan Luis Jaén

  • nuevo Mercado Barceló

    nuevo Mercado Barceló
    Juan Luis Jaén

El 25 de junio de 2009, el Ayuntamiento de Madrid aprobó las obras del nuevo centro Barceló,después de realizar varias modificaciones al proyecto llamado 'Instrucciones de uso', diseñado por el estudio Sobejano & Nieto en 2007. el Consistorio pretendía sufragar el inmueble con la construcción de pisos de lujo en un solar cercano. Pero la fuerte contestación vecinal hizo que se descartase la jugada urbanística. Al final, el Ayuntamiento anunció que asumiría el coste íntegro del proyecto, que ascendería a 43,25 millones de euros y que estaría construido en 2011El proyecto contemplaba la construcción de un nuevo mercado de 7.150 metros cuadrados de edificabilidad, un polideportivo de 2.850 metros cuadrados, una biblioteca de dos plantas de 1.950 metros cuadrados, un nuevo aparcamiento con 700 plazas para residentes y rotacional vinculado al parking de la plaza de Barceló, un inmueble comercial y la peatonalización de varias calles.

Finalmente, el resultado ha sido mucho más gravoso de lo esperado. Las obras del mercado estarán terminadas este viernes, 28 meses después de lo previsto, y las del polideportivo, que eran las más avanzadas hasta principios del año pasado, se retrasarán hasta el mes de junio, según fuentes del Área delegada de Deportes. La factura total, que ya adelantó Madridiario en febrero de 2013 y confirmó a principios de este mes el concejal de Centro, David Erguido, ha sido de 60,55 millones de dinero público (incluidos sobrecostes de obra, la demolición del mercado y la construcción del mercado temporal -pagados mediante el Fondo Estatal de Inversión Local-, los gastos facultativos, de ejecución y vigilancia, y el pago de impuestos).

Para el portavoz de UPyD en el Ayuntamiento de Madrid, David Ortega, esta factura, que se incrementa en un 40 por ciento, es inaceptable. Los comerciantes denuncian que en la obra se ha ahorrado en calidades y se les ha privado de las instalaciones completas de sus puestos, tal y como se había comprometido el Consistorio en un principio. Además, inciden en que ha habido cambios sustanciales en el proyecto que han encarecido el proyecto, como la construcción de muros tras la fachada acristalada, cuando el proyecto planteaba muros exteriores por los que entraba la luz natural, para poder dar a los comerciantes el espacio que, más o menos, habían convenido. A pesar de las consultas de Madridiario, los arquitectos han declinado hacer declaraciones y el Consistorio se ha ceñido a lo que sobre el estado de la obra realizó en la última comisión ordinaria de Urbanismo el coordinador general de Gestión Urbanística, Juan José de Gracia. Comentó que la recepción de las obras se realizará el 11 de marzo y que, si no hay reparos, se iniciarán inmediatamente los trámites de entrega de los edificios a los usuarios.

El camino ha sido muy duro para los comerciantes. Según explicaron los propios afectados a Madridiario en la última sesión de la junta directiva de la asociación, estos 51 meses en el mercado provisional se han llevado por delante a buena parte de los negocios tradicionales de la zona. "Los que no han cerrado han perdido un 70 por ciento de negocio de media. Hemos perdido alrededor de 5 millones de euros", explica Manuel Ocaña. Y eso mientras, según relatan, han cumplido con todos los plazos y exigencia establecidas por el Consistorio y han sufrido un sinfín de problemas en la construcción temporal, por la que el Ayuntamiento les exige el IBI. Estiman, por último, que no han recibido ayudas públicas y que merecen una compensación por los daños ocasionados por la gestión municipal. Fuentes de la Dirección General de Comercio municipal apostillan que la asociación ha recibido tres subvenciones directas desde 2009 por valor de 270.000 euros, con objeto de contribuir a los costes adicionales del desarrollo de su actividad en el nuevo mercado. Además, concretan que las pérdidas de los comerciantes no obedecen necesariamente al traslado, sino que están condicionadas por la actual coyuntura económica.

El último frente abierto con el caso Barceló es el de la plaza. El Ayuntamiento ya ha manifestado su interés en mantener el edificio temporal en el que han estado ubicado los comerciantes. En principio, se habló de establecer allí algún espacio municipal como una biblioteca o un centro juvenil. Erguido ha llegado a manifestar que se va a abrir un concurso vecinal de ideas para dotar de uso la estructura y recuperar la zona estancial de Barceló. Sin embargo, los vecinos se acercan con recelo a esta opción. Sobre todo, al conocer que el Consistorio planteaba en el proyecto de 2009 un espacio comercial que finalmente no se pudo construir entre las calles de San Mateo y Beneficencia, en el mismo espacio en el que Ruiz-Gallardón quiso erigir los pisos de lujo y en el que se acondicionó una zona infantil. El Consistorio nunca ha anunciado la eliminación de este inmueble del proyecto. Además, los comerciantes denuncian que el inmueble temporal no tiene calidad constructiva suficiente para acoger ninguna actividad, después de los problemas que han sufrido tenderos y clientes durante años. Ortega considera que es necesario recuperar los jardines en un ámbito muy necesitado de zonas verdes.

 

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios