www.madridiario.es

De casa al trabajo, en patines

martes 10 de febrero de 2015, 07:30h

Evitar los atascos de hora punta o las esperas del metro y el autobús ya es posible para aquellos que decidan desplazarse sobre ocho ruedas a sus puestos de trabajo. Desde hace menos de un mes, la escuela de patinaje Doble Empuje ha puesto en marcha esta iniciativa, la de acompañamiento desde casa al trabajo, de la ya disfrutan muchos aficionados a los patines en fila.

  • Un monitor y alumno se desplazan al trabajo

    Un monitor y alumno se desplazan al trabajo
    Belén Montilla

  • Clase de patinaje

    Clase de patinaje
    Doble Empuje

El proyecto, que nace de la mano de la directora del centro deportivo Cristina Ortiz, consiste en apoyar, con monitores profesionales, a aquellas personas que quieren usar los patines como medio de transporte y que les cuesta animarse a probarlo por la gran cantidad de obstáculos que pueden encontrarse por las calles. "Les ayudamos a cruzar los pasos de peatones, saltar bordillos o subir y bajar escaleras", cuenta Ortiz, quince veces campeona de España y subcampeona de Europa en Patinaje de Velocidad. Lleva casi dos décadas subida a los patines y el asfalto no tiene ningún secreto para ella. Deslizarse por la ciudad es fácil, siempre y cuando se aprenda a sortear los peligros que implica desplazarse sobre ruedas. "Elegimos la ruta más corta desde su casa para llegar al trabajo combinando con metro y autobús", asegura. 

"La iniciativa realmente surge por mi propia experiencia personal. Decidí dejar el coche aparcado y utilizar los patines para ir de un sitio a otro", recuerda. Precisamente esta fue la razón que llevó a Cristina a poner en marcha esta escuela que además, está especializada en patinaje de velocidad, una técnica diferente que consiste en alcanzar el máximo impulso con el mínimo esfuerzo, consiguiendo empuje con los dos patines a la vez. Pero para lograr esto es necesario un control perfecto de todas las técnicas que conforman la base del patinaje. El centro pone a disposición de los interesados clases de iniciación, de perfeccionamiento del patinaje o de acompañamiento al trabajo.

"Es una actividad para todas las edades, mejora el medio ambiente, ahorras dinero y haces ejercicio", son algunas de las ventajas que señala Cristina Ortiz para apuntarse a la moda del patinaje en Madrid. La escuela cuenta ya con algo más de un centenar de alumnos, entre adultos y niños. Y entre todos los aficionados que se calzan los patines, en el centro recuerdan con especial simpatía el de una mujer de 65 años que está recibiendo clases hasta que perfeccione y adquiera la destreza suficiente para llegar al trabajo montada sobre ocho ruedas.

Más información en la página web de la escuela de patinaje

 

 

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

Foro asociado a esta noticia:

  • De casa al trabajo, en patines

    Últimos comentarios de los lectores (1)

    2679 | Jose - 08/10/2016 @ 08:28:39 (GMT+1)
    Ya hay patines que hacen casi imposibles las caidas, puedes comenzar a patinar desde que te los compras en la tienda aun que no hayas tocado unos patines en tu vida (Salir corriendo como un loco no) incluso puedes subir y bajar las escaleras de tu casa, o subir y bajar del autobús o el metro; de esa forma si saliste para un recorrido largo y te cansas, puedes coger el autobús igual que lo harias con tus zapatos, porque no se desplazan si tu no quieres, y ademas puedes impulsarte con una patada ademas de en abanico.
    Creo que a partir de ahora muchos utilizaran los patines para ir al trabajo, o ir de compras al "Corte Ingles" jaja.

  • Normas de uso

    Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

    No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

    La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

    Tu dirección de email no será publicada.

    Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.