www.madridiario.es
Gasol machaca el aro.
Gasol machaca el aro.

Gasol omnipotente

sábado 30 de agosto de 2014, 23:27h
España debuta en el Mundial con una victoria (60-90) cómoda ante una selección de Irán muy inferior, que, sin embargo, no se dejó pisotear. Pau Gasol, imperial (19 puntos al descanso y 33 al final del encuentro) fue su condena. Las malas noticias fueron las bajas de Felipe Reyes e Ibaka, por una contusión en la pierna el primero y por una sobrecarga en los isquiotibiales el segundo.

Sin complicaciones, que se debutaba en el Mundial y había que hacerlo con contundencia. ¿Y cómo? Balones a Pau Gasol. Resultado: a falta de algo menos de 3 minutos para el final del primer cuarto un espectacular mate del catalán ponía el 9-21 en el marcador. Y Gasol en el suyo particular 12 puntos. Roto el hielo, Pau al banco y que disfruten los demás. 

Pero ojo, que Irán no había venido de comparsa y fue capaz de mantener la distancia desde la línea de tres. Sin embargo, el 18-27 a favor de los de Orenga al final del primer período parecía una sentencia. 

Había algo que no encajaba: Claver. Orenga le quiso dar minutos pero se mostró inseguró y fallón en ambos lados de la cancha. También tuvo su oportunidad en el segundo cuarto Abrines, bastante mejor. 

Mientras, el Chacho, Rudy y Navarro (y Gasol, claro) sostenían la diferencia por encima del los 10 puntos ante una selección iraní que encontró en Haddadi la forma de hacer daño a los españoles en la pintura. Al descanso, el 33-48 para España reflejaba superioridad y quizá alguna negligencia en defensa. 

La segunda parte comenzó con una España más espesa en la que seguía mandando Gasol en todos los rincones de la cancha. Pau manda tanto que asusta la idea de que exista dependencia, pues no se explica que en un partido de los que se deberían resolver por la vía rápida Pau sea uno de los jugadores más utilizados (no debería valer la excusa de las bajas de Ibaka y Felipe). 

Con Rudy y Ricky disfrutando y haciendo disfrutar y con el resto un poco más duros en defensa, el tercer cuarto llevó al diferencia por encima de los 20 puntos. Claver, que regresó a la cancha para, por fin, dar descanso a los Gasol, volvió a mostrarse totalmente desubicado.

El partido continuó hasta el final al tran tran con una España relejada que tuvo el detalle de ofrecer alguna píldora de espectáculo para el goce de la grada. 

Más información:

ContraCrónica: El 'tapón' del Mundial

La mejor generación española ante la historia

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.