www.madridiario.es

Madridiario en el interior de la abadía

miércoles 12 de marzo de 2014, 10:26h
Hasta final de marzo se representa en el teatro Nuevo Apolo la adaptación de la novela 'El nombre de la rosa'. El gran texto de Umberto Eco está dirigido para la escena por Garbi Losada. Madridiario ha recorrido las entrañas del montaje antes de una representación. Hasta dos horas necesitan algunos actores para rematar su caracterización como monjes de una abadía de los Alpes.
  • Camerinos

    Camerinos 'El nombre de la rosa'
    Antonio Castro

  • Cipriano Lodosa

    Cipriano Lodosa
    Antonio Castro

  • Juan Fernández

    Juan Fernández
    Antonio Castro

  • Camerinos

    Camerinos 'El nombre de la rosa'
    Antonio Castro

  • Camerinos

    Camerinos 'El nombre de la rosa'
    Antonio Castro

  • Koldo Losada

    Koldo Losada
    Antonio Castro

Es el caso de Koldo Losada, que encarna al herético y repugnante Salvatore, y que debe deformar totalmente su cara. Otros de los jóvenes actores dibujan en sus rostros innumerables surcos para avejentar sus imágenes. Igualmente laboriosa es la caracterización de Cipriano Lodosa para convertirse en el colérico Jorge. Maquillaje elaborado, espesas cejas postizas y unas lentillas opacas convierten al actor navarro en el anciano ciego, clave en el argumento de la historia. Los actores comparten camerinos en el teatro de la plaza de Tirso de Molina, el antiguo Progreso, porque, como tantas salas, hay una programación múltiple y todos los espacios se comparten. Inma Pedrosa es la única mujer entre tantos hombres. Será el juego erótico del joven monje Adso de Melk. Juan Fernández, que viene de triunfar durante varias temporadas en la serie Tierra de lobos, se ha reincorporado al teatro con este montaje que ya ha recorrido varias capitales españolas. Hay actores de distintas procedencias, como el veterano José María Asín, uno de los puntales del pamplonés Lebrel Blanco.

Se produce el debut teatral de Juan José Ballesta, un actor que, como Jorge Sanz y varios más, ha crecido a la vista de todos desde su impactante aparición en 'El Bola'. Juanjo, a sus 26 años, vive un extraordinario momento laboral. Tras haber grabado Hispania, participa ahora en un programa de parejas de baile junto a su esposa Verónica. Y confiesa su agotamiento por las sesiones de ensayos y grabaciones mientras disimula con espeso maquillaje un vistoso tatuaje que luce en una pierna. Los monjes no llevaban tatuajes, ni pendientes, ni piercings. Por eso los actores son muy cuidadosos a la hora de disimular sus adornos.

Unos minutos antes de entrar en escena se reúnen todos entre bastidores para darse el último apoyo. Empiezan dos horas de frenética representación. Todos los actores se encargan también del movimiento escénico que marca los distintos escenarios de la acción. Y bastantes de ellos tienen que cambiar varias veces de vestuario porque doblan personajes.

Cuando terminen las actuaciones en Madrid el próximo día 30 de marzo reiniciarán la gira con actuaciones comprometidas hasta el próximo mes de enero.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.