www.madridiario.es

Teatro Nuevo Apolo: Medio Ambiente es el problema

jueves 11 de junio de 2015, 13:34h

El mismo día que el Ayuntamiento homenajea, con responso y banda militar, a Cervantes, gloria de las letras españolas, cierra un gran teatro madrileño. Carlos López, empresario de Summum Music y arrendatario del Nuevo Apolo, ha convocado a los medios de comunicación para exponer la situación tras el precinto colocado esta mañana en el gran local de la plaza de Tirso de Molina.

  • Fachada del Teatro Nuevo Apolo

    Fachada del Teatro Nuevo Apolo
    Antonio Castro

  • Jesús Cimarro, Carlos J. López y Ramón Madurga

    Jesús Cimarro, Carlos J. López y Ramón Madurga
    Antonio Castro

  • Bajorrelieve de

    Bajorrelieve de 'La verbena de la Paloma'
    Antonio Castro

Ha estado acompañado por el presidente de los productores teatrales, por los productores de los espectáculos anunciados para la semana próxima, actores, directores y empresarios. Desde el Ayuntamiento se ha informado a Madridiario que el teatro carece de licencia de funcionamiento. El arrendatario del Nuevo Apolo explica la situación con detalle:

-Tenemos licencia de apertura, informa Carlos López, y estamos tramitando la de funcionamiento. El teatro cumple con toda la normativa para estos recintos y cuenta con informes favorables de todos los departamentos municipales salvo el de Medio Ambiente.

El origen del expediente sancionador está en la denuncia presentada por un vecino hace más de dos años por incumplir la normativa de aislamiento. Según Carlos López:

-Todos los vecinos del edificio colindante nos apoyan, excepto el denunciante, que ni siquiera vive en él. Hasta sus actuales inquilinos nos apoyan. Esta norma municipal señala unos límites de aislamiento imposibles de cumplir, y que nadie cumple. Y es mucho más difícil en edificios como éste, protegidos por el PGOU. Nos han apoyado desde distintos departamentos del Ayuntamiento para encontrar una solución pero no pueden hacer nada ante esta norma de Medio Ambiente.

Para intentar mantener la actividad programada, se ha presentado un recurso ante el juez pidiendo el levantamiento del precinto. Previsiblemente se conocerá este viernes su decisión. A medio plazo la solución pasa por modificar esta norma acústica o incluir el teatro en el catálogo de locales para música, que no están afectados por la disposición municipal.

De momento hoy se suspende la función, para la que había vendidas más de quinientas localidades. La próxima semana están previstos los estrenos de 'Lo que vio el mayordomo' y 'La soga'. Y ayer mismo se presentó otro de los espectáculos contratados, 'Gilipollas sin fronteras'. Las compañías y productores de los mismos están en el aire, cuando ya han realizado cuantiosas inversiones en promoción.

Teatro Progreso

El teatro Nuevo Apoyo se abrió como 'Progreso' el 10 de diciembre de 1932. Se representó ese día 'La verbena de la Paloma'. Lo abrieron los hermanos Vicente y Ramón Patuel, empresarios del primitivo teatro Apolo de la calle Alcalá desde 1926. Al venderse a un banco y ser derribado, se pusieron a buscarle sucesión y se decidieron por el entorno de la plaza del Progreso (hoy Tirso de Molina) donde ya existían el teatro Calderón, el Fígaro y el Ideal. El proyecto es obra de los arquitectos Urosa y Saavedra Fajardo. El teatro Coliseum de la Gran Vía se inauguró el mismo día.

Hasta 1940 tuvo una programación regular, pero la muerte ese año de Ramón Patuel, uno de los propietarios, supuso la transformación en cine. Levantó circunstancialmente el telón el año 1982, manteniendo el nombre de Progreso. Finalmente el año 1987 don José Tamayo consiguió volver a levantar el telón con una de sus antologías de la zarzuela. Entonces también se rebautizó como 'Nuevo Apolo'. En las últimas temporadas está arrendado a la empresa Summum Music. Tiene un aforo superior a los 1.100 espectadores. En la planta del sótano existe otro gran local que fue la discoteca Yulia y, más tarde, salón para banquetes de bodas.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.