www.madridiario.es

El eunuco: un reparto perfecto

jueves 05 de febrero de 2015, 15:25h
"El eunuco" se montó para el pasado festival de Mérida, donde agotó las localidades para todas las representaciones. Fue tal el éxito que decidieron seguir de gira por España. Ahora están en La Latina hasta el 22 de marzo. Y los llenos se repiten cada día.
  • El eunuco

    El eunuco
    Antonio Castro

  • El eunuco

    El eunuco
    Antonio Castro

  • El eunuco

    El eunuco
    Antonio Castro

Estamos ante un espectáculo que ha logrado reunir un reparto perfecto. Abundan los nombres populares gracias a la televisión: Anabel Alonso, Pepón Nieto, Alejo Sauras, Antonio Pagudo... Pero sus compañeros no desmerecen en calidad y en vis cómica.

Jordi Sánchez y Pep Antón Gómez -también director- han cogido el núcleo argumental de Terencio para construir un vodevil que sigue todos los postulados del género: equívocos sexuales, carreras, personajes en paños menores, criada simplona, laberintos... Y el público ríe a carcajadas ante cada disparate pero, también, ante los numerosos juegos de palabras, auténticos trabalenguas, que sueltan los protagonistas.

Todo por un equívoco propiciado por el amor. Lindus, joven que hace honor a su nombre, se enamora perdidamente de una esclava. Para conseguir sus favores se hace pasar por el eunuco que regalan a la dueña de su amada. Pero resulta que todos caen prendados en la belleza del falso eunuco, especialmente el maduro general Fanfa. Como está mandado, al final cada oveja encontrará su pareja y todos los equívocos serán aclarados. El público aplaude generosamente cada vez que una pareja lleva a buen término su relación. Especialmente cuando el atormentado general encuentra el amor de su vida.

Los adaptadores no han necesitado recurrir a referencias actuales. Ya hace dos mil años se hablaba de las penas del amor, de la importancia del dinero, de los militares y sus guerras. Así que no hace falta hablar del siglo XXI. Todo se entiende perfectamente.

Queda claro que estamos ante una comedia disparatada. Que funcione es cosa de los actores y del director. Anabel Alonso es la "mujer de vida airada" amante del dinero y de los jovencitos. Segura, solvente, retorcida. A su lado dos "galanes", Pepón Nieto como el general y Antonio Pagudo como el pobre Fedrias. El primero con todos los ases para hacer reír. El segundo con una tontería -"intenso", dice de él su esclavo- a prueba de bomba. Alejo Sauras, casi nuevo en esto del teatro, demuestra oficio solo con salir a escena con el vestuario del eunuco: delirante. Hay, además, otros cuatro actores estupendos. Jorge Calvo, como el esclavo Parmenón, es el hilo conductor de la comedia. Como actor sabe colocar los chistes como se decían antaño: entre paño y bola. Y no se le escapa ni uno. María Ordóñez y Jordi Vidal son dos valores a tener muy en cuenta. Además de buenos actores, cantan estupendamente. Jordi, como la sombra del general, está extraordinario. Y María, con la incontinencia verbal de su personaje, lo mismo. Eduardo Mayo debe defender lo chistoso de su nombre: Cilindro. Finalmente Marta Fernández Muro hace la criada graciosa y tonta que no puede faltar en ningún vodevil. Es contundente con sus endiablados juegos dialécticos.

"El eunuco" se complementa con varias canciones y sencillas coreografías estratégicamente intercaladas. No podía encontrar escenario mejor este espectáculo que La Latina, el tradicional feudo de la desaparecida revista.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.