www.madridiario.es
Manifestación por el aborto libre a su paso por Gran Vía (27 de septiembre)
Manifestación por el aborto libre a su paso por Gran Vía (27 de septiembre)

Aborto: la reforma que se le atraganta a Gallardón

viernes 18 de octubre de 2013, 07:30h
Desde que se aprobara la ley del aborto las mujeres que interrumpen voluntariamente su embarazo son un 6 por ciento más. Alberto Ruiz-Gallardón lleva meses aplazando la reforma que prometió el Partido Popular en campaña. La última vez que habló del tema dijo que se aprobaría antes de que terminara este mes. Las pinceladas que el ministro ha dado hasta el momento auguran la normativa más restrictiva de la democracia en España.

No hace ni cuatro años desde que en España abortar es libre en las primeras catorce semanas de gestación. La norma se aprobó el 17 de diciembre de 2009 en el Congreso, con 184 votos a favor (PSOE, PNV, ERC, IU, ICV, BNG y Nabai y dos de diez diputados de CiU), 158 en contra (PP, CC, UPN, UPyD y siete diputados de CiU) y una abstención (una diputada de CIU). La reforma indignó, sobre todo, al Partido Popular. La diputada Sandra Moneo, por ejemplo, que por aquel entonces estaba embarazada, protagonizó un duro discurso en el que definió la reforma socialista de "auténtica barbarie". 

La ley de salud sexual y reproductiva y de la interrupción voluntaria del embarazo, aprobada con Bibiana Aído al frente de la cartera de Igualdad, supuso un cambio radical de procedimientos. Se pasó de los supuestos (peligro para la madre, violación o malformación fetal) a los plazos (aborto a petición de la mujer hasta las catorce semanas, o veintidós en caso de malformación), lo que básicamente se traduce en que las mujeres dejaron de acreditar que ser madres podía afectar a su salud para poder abortar. En 2009 el motivo que dieron el 96,74 por ciento de las mujeres que abortaron fue "peligro para la vida o la salud física o psíquica de la embarazada", porcentaje que bajó al 7,3 en 2011, ya con la normativa en vigor durante todo el ejercicio (el 89,58 por ciento de las  mujeres que abortaron ese año en España no alegó ningún motivo para hacerlo).

En este tiempo el número de abortos ha crecido, pero no se ha disparado. En 2009 abortaron 111.482 mujeres en España; en 2010, 113.031; y en 2011, 118.359 (un 6,16 por ciento más en dos años). En la Comunidad de Madrid la tendencia es parecida: 20.191 en 2009, 20.496 en 2010 y 20.702 en 2011 (un 2,5 por ciento más), según datos recopilados por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad.

Una reforma aplazada

Uno de los puntos de la normativa que más ampollas levantó entre los conservadores fue el derecho a abortar desde los 16 años sin permiso paternal (en las modificaciones se incluyó la obligación de que las menores tuvieran que informar a sus padres). La nueva ley en la que trabaja el ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, con toda probabilidad suprimirá este apartado. Además, volverá a los supuestos eliminando, según dijo el ministro en 2012, el de la malformación del feto. "Me parece éticamente inconcebible que hayamos estado conviviendo tanto tiempo con esa legislación", afirmó el titular de Justicia. La inclusión de este supuesto está generando discrepancias incluso en el seno del Partido Popular (la vicepresidenta del Congreso, Celia Villalobos, por ejemplo, se ha declarado contraria a este endurecimiento), pues supondría aprobar la ley del aborto más restrictiva de la democracia.

Sus constantes aplazamientos (primero se dijo que estaría listo en otoño de 2012, luego a "finales de año" y después primavera de 2013) demuestran que el ministro lleva meses atragantado con la presentación del proyecto. El arzobispo de Madrid, Antonio María Rouco Varela, riñó públicamente a Gallardón por su "inexplicable retraso" para "proteger el derecho a la vida". El último compromiso es que se aprobará en Consejo de Ministros "antes de que termine octubre". Las protestas no se han hecho esperar. El pasado 27 de septiembre una gran manifestación feminista, que congregó a miles de personas, recorrió la Gran Vía exigiendo que no se toque la ley. El 9 de octubre tres mujeres, activistas de Femen, irrumpieron en el Congreso con el pecho descubierto y gritando "el aborto es sagrado" en el momento en el que el titular de Justicia iba a comenzar su exposición.

 Más información:

Protesta en Gran Vía contra la reforma del aborto

Tendrá que acreditarse el riesgo de la madre para abortar

2010: Entra en vigor la nueva ley del aborto

2012: El aborto vuelve a la palestra

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.