www.madridiario.es

El hotel más 'social' de Madrid

lunes 19 de agosto de 2013, 08:10h

Solicitantes de asilo, mochileros, indigentes, mujeres maltratadas, desahuciados, jóvenes en proyectos de reinserción, grupos religiosos... son algunos de los huéspedes que han pasado por el Hostal Welcome, un establecimiento muy 'social' ubicado en un polígono industrial de Vallecas.

  • Hostal Welcome (fachada)

    Hostal Welcome (fachada)
    Kike Rincón

  • Hostal Welcome

    Hostal Welcome
    Kike Rincón

  • Hostal Welcome

    Hostal Welcome
    Kike Rincón

  • Hostal Welcome

    Hostal Welcome
    Kike Rincón

El Welcome abrió en 2006. Sus propietarios lo idearon como un lugar que diese respuesta al hacinamiento de inmigrantes 'sin papeles' que se  producía en pisos de la ciudad. "En 2005 las noticias sobre pisos 'patera' eran constantes", recuerda el director del establecimiento. Pensaron entonces en destinar el hostal a este tipo de público. Y, para ello, contactaron con varias ONG, siendo Cruz Roja la que más interés mostró. Desde entonces, esta entidad tiene plazas concertadas en pensión completa para solicitantes de asilo (personas que huyen de conflictos en sus países de origen y cruzan la frontera en busca de protección internacional) y una oficina donde se gestionan trámites burocráticos, se presta asistencia de toda índole y se imparten cursos de formación. También CEAR, Accem o el propio Ayuntamiento de Madrid recurren al Welcome para necesidades puntuales. 

Siria, Líbano, Somalia, Palestina, África Subsahariana. Son algunos de los orígenes más frecuentes de los huéspedes. Pero no solo ellos  ocupan sus habitaciones. Durante la campaña del frío, el Samur Social (organismo dependiente del Consistorio madrileño) reserva plazas para evitar que indigentes duerman a la intemperie ante las bajas temperaturas del invierno. También en procesos de realojo de familias residentes en poblados chabolistas, en casos de desahucio o incluso el grupo de expresos cubanos y familiares que llegaron a España en 2011 han hecho uso de este establecimiento vallecano de manera temporal.

Su director recuerda que el hostal se abrió a otros segmentos a partir de 2008, cuando las plazas concertadas con ONG no eran suficientes para llenarlo y porque se corría el riesgo de alejarse del objetivo de integración: "No queríamos un gueto". La arriesgada apuesta de mezclar a turistas con refugiados dio buenos frutos: "No solamente encajan bien sino que intercambian experiencias muy positivas". En estos ocho años en funcionamiento "nunca" ha habido ningún conflicto, "salvo algún problema lógico de la convivencia".

El hostal tiene una capacidad máxima de 260 plazas distribuidas en 90 habitaciones dobles que pueden hacerse triples. A precios económicos (11,90 euros por persona de lunes a viernes y 12,90 euros los sábados y domingos), es un alojamiento sencillo que incluye instalaciones como un parque infantil, aparcamiento, lavandería, cafetería, restaurante sala de reuniones y locutorio. Además en la planta baja la conexión Wifi es gratuita.

El Welcome es similar a un hostel, pero sin literas. "Decidimos ser hostal porque no existía la figura de hostel ni normativa que los regulara", explica el propietario. Desde este mes, sin embargo, un nuevo decreto aprobado por la Comunidad de Madrid por fin regula los albergues turísticos (hasta ahora la Administración había permitido que estos establecimientos funcionaran de manera alegal). Los dueños del Welcome, sin embargo, descartan su transformación: "Sería un hostel más, pero con mala ubicación".

Quizá le interese...

Del albergue al 'hostel'

Cuando salí de Cuba... acampé en Madrid

Madrid acoge a casi 1.300 refugiados

Refugiados en Getafe

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios