www.madridiario.es

La presidenta, quiere la regularización; la alcaldesa, multar al cliente

Aguirre y Botella, enfrentadas por la prostitución

Aguirre y Botella, enfrentadas por la prostitución

lunes 27 de agosto de 2012, 00:00h
Si hay un tema en el que el Partido Popular no se pone de acuerdo es el de la prostitución. Dos ejemplos claros son la presidenta regional, Esperanza Aguirre y la alcaldesa de la capital, Ana Botella. Mientras la primera es partidaria de la regularización de la actividad, la segunda considera que debería perseguirse a los clientes puesto que las prostitutas no son libres.
"No todo el mundo en el Partido Popular piensa lo mismo en cuanto a la prostitución". Así lo dijo la delegada del Gobierno en Madrid, Cristina Cifuentes, durante una entrevista concedida a Europa Press, que puso como ejemplo que en el PP madrileño mientras Ana Botella "piensa de una manera", Esperanza Aguirre "piensa de otra".

La propia presidenta regional ha reconocido este lunes que las diferencias que tiene con la alcaldesa "son clarísimas desde hace tiempo". "No es ningún secreto. Siempre he pensado lo mismo y sigo pensándolo (...). Creo que la prostitución se debe regular precisamente para evitar la explotación de algunas de estas mujeres", ha afirmado Aguirre.

Así, la presidenta autonómica se declara partidaria de acabar con la alegalidad en la que se encuentra la prostitución en España. "Si se quiere prohibir que se prohíba, pero no está prohibida", ha manifestado. La actual situación, para Aguirre, "no contribuye en absoluto ni a la tranquilidad de muchos vecinos, que ven el ejercicio de la prostitución en la calle en sus barrios, ni a la propia seguridad de las personas que libremente, repito, libremente, deciden ejercer una actividad que no está prohibida". En este sentido, en junio, el ministro del Interior, Jorge Fernández, anunció que su departamento baraja la posibilidad de modificar el Código Penal para poder multar a quien ejerza la prostitución y combatir así un "espectáculo lamentable y degradante".

Multas al cliente
La visión de Ana Botella del problema es completamente opuesta. Lejos de apoyar la regularización de la actividad o las multas a las meretrices, la primera edil madrileña, que considera que la mujer prostituida nunca es libre, en varias ocasiones ha dicho ser partidaria del modelo sueco, donde se ayuda a la mujer y se persigue al cliente —en el país nórdico pagar por los servicios de una prostituta está castigado con sanciones que superan los 15.000 euros—. El Ayuntamiento de Madrid, por otro lado, está trabajando en un plan contra la explotación sexual que, según indica la delegada de Servicios Sociales, Lola Navarro, será presentado en el próximo trimestre y que por primera vez abordará la prostitución masculina.

La postura de Cifuentes queda a medio camino entre una y otra. A su juicio, el ejercicio de la prostitución en algunas zonas debería limitarse y en otras prohibirse. Esperanza Aguirre por su parte ha señalado que hay muchas mujeres dentro del PP que opinan como ella y otras que opinan como la alcaldesa matritense. "Somos un partido libre. Salvo las cuestiones que el partido considera esenciales, cada uno sostiene lo que le parece que es más justo y mejor para la calidad de vida de los ciudadanos", ha concluido.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.