www.madridiario.es
Alumnos en el colegio
Ampliar
Alumnos en el colegio (Foto: Kike Rincón)

La Asamblea quiere regular el tiempo que los niños dedican a hacer deberes

viernes 13 de mayo de 2016, 11:17h
La Asamblea de Madrid quiere, con la abstención del PP, generar "un instrumento legal" que regule el tiempo máximo semanal que los alumnos dedican a los deberes durante la Educación Primaria así como crear sistemas de información sobre la programación de las tareas que mejoren la coordinación entre profesores de un mismo grupo de alumnos. La fapa Giner de los Ríos celebra que se abra el debate sobre los deberes y aboga por su eliminación.

Mediante una Proposición No de Ley (PNL) impulsada por Ciudadanos después de que una madre promoviese en la plataforma Change.org racionalizar los deberes, la Cámara regional insta al Gobierno de la Comunidad a que impulse una comisión de expertos con presencia de todos los sectores de la comunidad educativa para que elabore un documento sobre las tareas extraescolares.

Esta comisión servirá de base para estudiar la posibilidad de generar "un instrumento legal" que regule los deberes escolares durante Primaria contemplando aspectos como el tipo de tareas (de lectura, reflexión e investigación), así como el porcentaje de tiempo máximo estimado semanal teniendo en cuenta las características de los alumnos. La Cámara regional quiere además crear un "catálogo de buenas prácticas" para los deberes de la Educación Secundaria. La Asamblea pretende que se creen "sistemas de información a las familias sobre la programación de las tareas" así como "mecanismos de coordinación entre profesores de un mismo grupo de alumnos en las etapas educativas obligatorias".

La diputada de Ciudadanos Mayte de la Iglesia ha señalado que los deberes son "un tema que preocupa a cientos y miles de familias". Desde Ciudadanos buscan tanto "un cambio cuantitativo como cualitativo en las características". Por un lado, la diputada ha abogado por "hacer una reflexión sobre cuál sería la cantidad de horas dedicadas" y, por otro, huir de tareas "monótonas". "Hay quienes dicen que los deberes son imprescindibles y otros piensan que hay que erradicarlos. No hay que caer en la confrontación, en el punto medio está la virtud", ha planteado De la Iglesia.

La diputada de Podemos Cecilia Salazar ha afirmado que es necesario "abrir un período de reflexión" sobre la cuestión. "El aprendizaje no tiene un tiempo determinado sino que es múltiple y el académico es solo una parte. Se tienen que generar espacios y tiempos para los niños para llevar a cabo actividades que no sean académicas", ha abogado.

Por otra parte, desde el PSOE, Pepa Pardo, ha incidido en que "con el tratamiento de los deberes se comienza a poner freno a una medida tan antigua como equivocada ya que en los países avanzados en lo escolar se respeta el tiempo de los niños dedicado al ocio o la lectura". "No se puede aprender en casa lo que se deja de aprender en los colegios", ha criticado. Además, ha abogado por hablar sobre esta materia en el marco de un gran Pacto por la Educación en la Comunidad abordado desde los cuatro grupos parlamentarios.

La parlamentaria popular Isabel Redondo ha trasladado que desde PP no son partidarios "de encorsetar la vida con normas" así como que no quieren obviar "la opinión de los docentes y desterrar la libertad de cátedra". "Estamos por la racionalización de los deberes y tareas escolares que respeten la conciliación familiar pero manteniendo la posición del profesor", ha aseverado para indicar, a posteriori, que confían "en valores como el esfuerzo, la organización y el trabajando como herramientas fundamentales en todo el proceso educativo".

"Policías del hogar"

La fapa Francisco Giner de los Ríos celebró que se debata esta propuesta que intenta poner freno a una "tan vieja como equivocada medida como son los deberes escolares". Según consideran, vulnero el derecho de los niños a una educación integral en condiciones de equidad, atacando la igualdad de oportunidades al hacer depender el éxito en lo escolar de lo que suceda en sus casas".

Además, desde la fapa señalan que los "países más avanzados en educación, como las estadísticas internacionales demuestran, apuestan precisamente por el camino contrario al que el nuestro ha elegido". "Los centros educativos no delegan en ellos su función educadora", sino que "dejan resulto lo escolar en la escuela y respetan el derecho que tienen los menores a tener ocio y tiempo libre para hacer otras cosas que no sean
tareas escolares obligatorias y sufrir con un sistema injusto que les deja sin infancia y que convierte a sus familias en las policías del hogar que tienen que encargarse de que en casa se aprenda lo que en los centros educativos se deja sin enseñar", sostienen en un comunicado.

Por su parte, Escuelas Católicas de Madrid, entidad que agrupa 350 centros educativos en la región, se ha mostrado a favor de regular estas tareas, si bien ha pedido que el debate por ser un "asunto complejo y plurifacético" se aborde con "coherencia y racionalidad" y respetando la autonomía organizativa de los centros. "La tarea escolar en casa debe complementar la realizada en el propio centro; debe anticipar contenidos, promover la investigación y la creatividad, abrir el "apetito" respecto de contenidos venideros... Y por supuesto, evitar la saturación y el hastío", asegura la organización.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios