www.madridiario.es

La 'manzana de oro' verá la luz en 2016

lunes 04 de marzo de 2013, 00:00h
El Grupo Villar Mir ha presentado este lunes el proyecto de remodelación de la manzana de Canalejas. Incorporará un hotel de superlujo, un centro comercial, un aparcamiento y un intercambiador subterráneo. Los trabajos, que concluirán en octubre de 2016, generarán 4.800 empleos, de los que 3.000 serán permanentes y 1.800 temporales.
La transformación del complejo costará alrededor de 500 millones, a los que hay que sumar los 215 que costó la adquisición del ámbito al Banco Santander. El nuevo macrocentro comenzará a construirse en octubre de 2013 (antes tendrá que revisarse la catalogación de los edificios por Patrimonio, modificarse puntualmente el Plan General, trasladarse la sucursal bancaria de Canalejas y desmontarse instalaciones) y los trabajos se prolongarán hasta octubre de 2016.

Recreación de la fachada principal del complejoEl complejo aunará siete inmuebles (Alcalá 6, 8, 10, 12 y 14; Sevilla, 3 y 5; plaza de Canalejas, 1; y Carrera de San Jerónimo, 7), para el que aumentarán 1.000 metros cuadrados de edificabilidad mediante la eliminación de patios interiores. En el primer sótano y las  primeras dos plantas se instalará un centro comercial de lujo de 16.000 metros cuadrados de superficie. Tendrá tres entradas. La principal estará en la plaza de Canalejas, otra en la calle de Alcalá número 6 y otra en la esquina de Alcalá con Sevilla.

Vista del cruce de Sevilla y AlcaláDe la tercera a la sexta plantas se instalará  un hotel de 5 estrellas gran lujo de la cadena Four Seasons de 215 habitaciones y 26.000 metros cuadrados de superficie. Este contará, además, con 35 apartamentos de alto nivel con una superficie total de 6.000 metros cuadrados que ocuparán los tres niveles superiores retranqueados resultantes de la eliminación de los volúmenes sobre la cubierta clásica y que serán gestionados por el hotel, a modo de suites privadas. El hotel dedicará 1.800 metros cuadrados a banquetes y salas de reuniones, dos restaurantes, spa, gimnasio y piscina interior.

Bajo tierra se construirá un aparcamiento de 500 plazas, aproximadamente, distribuido en tres plantas  (dos para el centro comercial y otra para el hotel y las residencias) que estará ubicado bajo el edificio,, según las previsiones de la constructora. En principio, parece que la entrada a este aprcamiento será a través de una rampa instalada en la calle Alcalá, más o menos donde actualmente está el acceso al aparcamiento hoy existente.

Vista aérea hipotética del complejo

Un intercambiador subterráneo
Uno de los aspectos que suscita más expectación del proyecto es la transformación que sufrirá el entorno urbano del macrocentro, que afectará a 12.300 metros cuadrados de viario público, aproximadamente. Ayuntamiento de Madrid y Consorcio Regional de Transportes estudian la construcción de un intercambiador subterráneo con diez dársenas en la calle Sevilla que elimine el cuello de botella del tráfico en superficie. Su construcción correrá a cargo del Grupo Villar Mir.

Entrada al centro comercial por CanalejasEl proyecto, aún en estudio, tiene numerosas dificultades técnicas y burocráticas. La más importante es la presencia del aparcamiento de la calle Sevilla. Esta infraestructura, inaugurada en 1964, cuenta con la concesión municipal más antigua de la ciudad, que expira en 2027, según fuentes de la operación. Consistorio y Consorcio están estudiando cuál es la mejor opción con respecto a este subterráneo, aunque, según la alcaldesa de Madrid, Ana Botella, no se descarta el rescate de la concesión.

Entrada al centro comercial por AlcaláPero no es la única dificultad. Ambas administraciones no se ponen de acuerdo en la fórmula constructiva. Urbanismo considera que es posible modificar el aparcamiento en concesión reforzando los forjados para el paso de los autobuses al intercambiador. El Consorcio, por su parte, ve más lógico la demolición de todo el aparcamiento para volver a trabajar desde el principio. Aún así, desde la autoridad única del transporte se considera que va a ser complicada la edificación del intercambiador porque hay que trabajar a muy poca distancia de los cimientos de los edificios protegidos del macrocentro..

Plano de calles afectadasEl momento adecuado
El segundo punto de fricción es la regulación del tráfico. Los responsables públicos solo avanzaron que se procederá a realizar una operación de templado de tráfico, sin explicar cómo se reordenará la movilidad. Fuentes municipales explicaron a Madridiario que, a medida que el proyecto del intercambiador se vaya desvelando, podrán estudiarse las soluciones técnicas al tráfico rodado. No obstante, según las infografías mostradas por el Grupo Villar Mir, avaladas por responsables municipales, pueden deducirse algunos aspectos del tráfico.

En primer lugar, la calle Sevilla ampliará la acera más cercana al complejo de Canalejas, reservando espacio para una parada de taxi y una pequeña glorieta para dejar a clientes, que sustituiría a la actual entrada al aparcamiento. Para el tráfico quedaría un carril pegado a la acera más lejana al complejo. La ampliación de aceras permitiría la implantación de terrazas. La entrada al subterráneo se trasladaría a la otra acera de la calle Alcalá, donde se ampliarían las zonas peatonales.

Entrada al hotel por la calle SevillaEl volumen de negocio calculado para el complejo, según el vicepresidente de la entidad, Juan Miguel Villar-Mir de Fuentes, será de 201 millones de euros anuales. Además, se crearán 4.800 puestos de trabajo, de los que 1.800 serán temporales y 3.000 permanentes. Según el presidente del Grupo, Juan Miguel Villar Mir, "es el momento más adecuado para apostar por este proyecto, ya que su inauguración coincidirá con la primera fase de Eurovegas y, si se consigue, con el desarrollo de Madrid 2020. Todos los elementos del complejo aportarán valor añadido a la imagen de Madrid".

Entrada a uno de los restaurantes de lujo por AlcaláBotella valoró positivamente el proyecto al considerar prioritario el desarrollo de un entramado turístico de excelencia en la ciudad, habida cuenta del déficit de plazas hoteleras de cinco estrellas gran lujo que tiene la ciudad. Fuentes municipales del Área de Hacienda no pudieron concretar a este periódico digital a cuánto ascenderán los beneficios en impuestos para la ciudad que supondrá el complejo. Para Ignacio González, presidente regional, "el proyecto representa un caudal importante de confianza en Madrid, gracias a la inversión y la recuperación del centro de la capital". El presidente aseguró que es imprescindible dar uso económico al patrimonio historico-artístico para poder conservarlo y para ello avanzó que en próximas fechas se presentará la nueva Ley de Patrimonio.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.