www.madridiario.es

'Emprendedores 2020' se centra en la solidaridad

Las jornadas 'Emprendedores 2020', celebradas este martes, contó con la presencia del padre Ángel, el monseñor Kike Figaredo, el reverendo anglicano Carlos López Lozano y Conrado Giménez, presidente de la Fundación Madrina. El evento dio pautas para superar la crisis con imaginación, creatividad y esfuerzo.
La sede del Club Siglo XXI ha sido testigo este martes del encuentro 'Frente a las dificultades de muchos, la ayuda de todos', una iniciativa solidaria en el marco del foro de debate 'Emprendedores 2020'.

El acto, moderado por el periodista Fernando Jáuregui, ha contado con la participación de monseñor Enrique Figaredo, prefecto apostólico de Battambang, Camboya; el padre Angel, fundador de la Asociación Mensajeros de la Paz y del Banco Solidario; el reverendo Carlos López Lozano, de la Misión Anglicana de Solidaridad; y Conrado Giménez, de la Fundación Madrina.
 
El primero en tomar la palabra ha sido Jáuregui, quien ha señalado que hay una forma diferente de emprender sin centrarse de manera exclusiva en el ánimo de lucro, al tiempo que ha anunciado la convocatoria de un foro de ONGs para incentivar las nuevas empresas centradas en la solidaridad en los actuales tiempos difíciles que corren. "Debemos intentar cambiar el mundo porque podemos hacerlo juntos", ha afirmado el periodista.
 
El presidente de la Fundación Madrina, Conrado Giménez, ha querido comenzar su intervención afirmando que el futuro es de la mujer y ha destacado la valentía y el peso de las familias, "las auténticas pymes de un país". Su proyecto versa en torno a la formación y proyección de jóvenes madres para que puedan salir adelante sin medio más allá del embarazo. Giménez ha relatado a los asistentes al encuentro su experiencia de vida y de amor a través de la Fundación en España y en otros países con madres y niños con serias dificultades e impactantes historias personales.

Tras él, ha compartido su testimonio con los presentes Carlos López Lozano, reverendo de la Misión Anglicana de Solidaridad, quien ha desmenuzado el programa de ayuda que desarrollan en Madrid, Móstoles, Oviedo, Sevilla, Barcelona, Valladolid o Zamora, entre otras ciudades españolas, gracias al cual se repartieron cerca de 4.500 toneladas de comida a la semana. Sin embargo, la labor de su organización también incluye la educación y tutelaje de jóvenes, voluntariado de adolescentes y adultos, así como asesoría legal para aquellos que más la necesitan.

También ha tomado la palabra el Padre Ángel, fundador de Mensajeros por la Paz y principal impulsor de esta jornada, quien, en una breve intervención, ha afirmado que "nunca ha habido tanta solidaridad como hasta ahora" y que está convencido "de que las generaciones venideras se encontrarán un mundo mejor al que recibimos nosotros porque de lo contrario se nos caerá la cara de vergüenza".
 
Por último, ha sido monseñor Kike Figaredo el encargado de cerrar la jornada señalando que en determinadas partes del planeta, como Camboya, donde el desarrolla su labor, la crisis es permanente. "Nosotros hemos vivido la guerra, la pobreza, el hambre, etc., siempre hemos estado en crisis, algo que no nos tiene que hacer parar sino todo lo contrario".

Monseñor Figaredo ha compartido con los asistentes sus décadas de valiosa labor solidaria en el sudeste asiático con los más necesitados, desde los pobres a los afectados por las minas antipersona."La solidaridad no es una moda, es una vocación; nosotros ofrecemos algo y ahora no tenemos capacidad de acogida para tanta gente que quiere ayudar", ha apuntado.
 
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Desarrollo Editmaker

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.