www.madridiario.es

Luis Sagi Vela no ha llegado a los 100

El barítono madrileño Luis Sagi Vela no ha podido cumplir los cien años. Ayer día 17 de febrero hubiera cumplido los 99. Y falleció el día de su cumpleaños. Con él desaparece una saga de cantantes que abarcó gran parte de la lírica española del siglo XX. El cantante tuvo fácil entrar en el mundo de la lírica. Su padre, el barítono Emilio Sagi Barba, y su madre la soprano  Luisa Vela, fueron dos extraordinarios cantantes que llenaron buena parte de la primera mitad del siglo XX.
Luis Sagi Vela se presentó profesionalmente en el teatro Ideal de Madrid (hoy multicine) cantando, en diciembre de 1932, La rosa del azafrán en la compañía de Jacinto Guerrero. A partir de ese momento, salvo el paréntesis de la Guerra Civil, fue habitual en los repartos de teatros como el Calderón, el Fuencarral o La Zarzuela. Nada más terminar la contienda, en octubre de 1939 estrenó Monte Carmelo, de Moreno Torroba. Más tarde se enrolo en  la compañía de este compositor con la que estrenó Maravilla (1941) en compañía de Matilde Vázquez. En estos primeros años de su carrera cantó junto a María Badia, Selica Pérez Carpio, Conchita Panadés, Maruja Vallojera.

En el momento de su despegue el panorama musical español tenía en activo algunos de sus grandes ases: Marcos Redondo, Emilio Vendrell, Emilio Sagi Barba, Manuel Gas, Pedro Terol…

Tuvo la suerte de trabajar al lado de los últimos grandes compositores de zarzuela. Así pudo participar en los estrenos de La del manojo de rosas (1934) y Me llaman la Presumida (1935). Pero su campo artístico no se limitó a este género musical tan español.

Se debe considerar a Sagi-Vela como el gran restaurador del musical en España. Si José Juan Cadenas introdujo la opereta en nuestro país a comienzo del siglo XX, Sagi volvió a presentarla en los escenarios tras la ruptura de la Guerra Civil. Estableció uno de sus cuarteles artísticos en el teatro Alcázar –también en el Fuencarral y La Zarzuela-, con una compañía que dirigía Antonio Martelo (actor que se hizo popular en TVE con El Séneca). En su compañía figuraba Teresita Silva, tía de las hermanas Peñella, fallecido en pleno éxito. Alternaron algunas zarzuelas de repertorio con musicales arrevistados que se hicieron muy populares: La Caramba (1942); Mambrú se fue a la guerra (1946); Llévame en tu coche (1944); Ella, el amor y el peluquero (1955); El caballero de Barajas (1955).    Ese año 1955, a las órdenes de Tamayo, estrenó en La Zarzuela Al sur del Pacífico, de Hamerstein, Logan y Rodgers.
El año 1957 el cantante anunció que se despedía de los escenarios desde este teatro Alcázar. Programó para la ocasión el mismo título con el que debutó: La rosa del azafrán. Tenía entonces cuarenta y tres años y decía que quería dedicarse a la educación de sus seis hijos.

Pero, como suelen hacer los toreros, nueve años más tarde, en 1966, volvió a la escena para estrenar en La Zarzuela, junto a Nati Mistral, El hombre de la Mancha, que se eternizó en cartel, pasando después al Lope de Vega. La noche del debut el propio compositor americano Mitch Leigh, dirigió la orquesta.

Hoy la saga artística continúa con Emilio Sagi, uno de los directores de escena más prestigioso en el circuito internacional de la lírica. Emilio Sagi ha estado al frente del teatro de La Zarzuela y del Real.

Luis Sagi Vela nació en Madrid el 17 de febrero de 1914. Murió el mismo día del año 2013.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Desarrollo Editmaker

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.