www.madridiario.es

Protesta en Sainz de Baranda por la muerte de un galgo perdido en las vías del suburbano

Decenas de personas se han concentrado este domingo en la estación de Metro de Sainz de Baranda para criticar la gestión por parte del suburbano a la hora de buscar un perro perdido en las vías y que fue hallado el sábado sin vida tras tres días de búsqueda. La protesta ha sido convocada por el Partido Animalista contra el Maltrato Animal (PACMA).
Varias protectoras de animales, entre las que destacan Hogar de Luci, Spap, Más Vida y Justicia Animal, han denunciado que Metro de Madrid no les dejó entrar en las vías, al cierre del suburbano, para intentar rescatar a una perra que se 'coló' el jueves en las vías del tren y que andaba desde entonces perdida.

"Es absolutamente falso que dejaran entrar a ninguna asociación", han afirmado en un comunicado, después de que el suburbano haya señalado este domingo que se hizo todo lo posible por salvar al animal.

Los manifestantes, muchos de ellos acompañados por sus perros, han llegado hasta el vestíbulo de la estación madrileña sobre las 18 horas. Allí, han pedido hablar con un representante de la compañía para exigir que se contemple un nuevo protocolo de rescate de animales en las vías del tren.

Pese a que ningún cargo del suburbano les ha llegado a atender, hasta el lugar se han desplazado varios agentes 'antidisturbios'. Momentos después, los manifestantes han accedido a sacar a los animales de la estación y progresivamente la protesta se ha disuelto, eso sí, con el anuncio de más movilizaciones por parte de las protectoras.

Tres días de búsqueda
Las protectoras han explicado que durante varios días se pidió a la compañía del suburbano que al finalizar el servicio de Metro les dejarán poner una jaula trampa en un lugar que no obstaculizara el correspondiente trabajo nocturno de los trenes.

Así, han dicho que este sábado un maquinista vio a la perra tirada dentro del túnel a unos metros del andén de la estación de Sainz de Baranda. "De manera continua se nos negó que eso fuera verdad por parte de los superiores responsables del metro y perdimos mucho tiempo intentando que de alguna manera se pudiera salvar a la galga que aun podía estar malherida y agonizando", han lamentado.

Arancha Sanz de, abogada de la SPAP de Madrid, ha asegurado que intentó "por todos los medios" que se les permitiera rescatar a la galga, explicando que podían estar incurriendo en un presunto maltrato animal tipificado en el artículo 337 del Código Penal. "Pero seguían sin permitirnos acceder al animal", han señalado.

 
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Desarrollo Editmaker

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.