www.madridiario.es

Manuel Molina, supervisor de los hospitales privatizados

lunes 15 de abril de 2013, 00:00h
Manuel Molina ha tomado posesión este lunes de su nuevo cargo como director general de Seguimiento y Control de Centros Sanitarios de Gestión Indirecta en la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid.
Molina, que hasta ahora era portavoz del PP en el Ayuntamiento de Fuenlabrada, se encargará de controlar la actividad de los tres hospitales regionales de gestión privada, así como de la Fundación Jiménez Díaz y el Gómez Ulla. A estos se sumarán los seis hospitales que pretenden privatizarse este año: Ifanta Leonor, Infanta Sofía, Infanta Cristina, Hospital del Henares, del Sureste y el del Tajo.

Esta figura se creó el pasado jueves —día en el que, precisamente, Molina presentó su dimisión como presidente del PP de Fuenlabrada— en Consejo de Gobierno mediante decreto, que incluía la publicación de los indicadores de resultados de todos los centros sanitarios de gestión directa e indirecta, junto con una comisión asesora que constituirá por profesionales y sociedades científicas en próximas semanas. El decreto modifica la estructura orgánica del Servicio Madrileño de Salud (Sermas), que ya ha sido publicado en el Boletín Oficial de la Comunidad de Madrid (BOCM), con la finalidad de incrementar su capacidad para reunir y analizar la información necesaria que permita adoptar decisiones o estrategias para la mejora de la calidad asistencial, así como proteger de manera más óptima el interés público.

Manuel Molina además ahora puede proponer al órgano competente la ampliación o reducción de la cartera de los servicios sanitarios estipulados en estos centros, controlar la facturación intercentros o constituir comisiones y grupos de trabajo para asegurar el cumplimiento de las funciones, entre otras competencias. Esta nueva dirección general no supondrá coste extra para la administración "por la amortización del puesto del delegado del Gobierno de la Comunidad en la Fundación Jiménez Díaz, que se suprime y sus funciones pasan a englobarse en este departamento".

La Asociación de Facultativos y Especialistas de Madrid (Afem) ha criticado que el nombramiento sea más de carácter político que técnico.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios