www.madridiario.es
Las ardillas 'reconquistan' el Retiro

Las ardillas 'reconquistan' el Retiro

martes 30 de octubre de 2012, 00:00h
Cuatro años después de que se reintrodujeran algunos ejemplares de ardillas en el Retiro, la población de este roedor está alrededor del medio centenar y ya son visibles para los visitantes del parque.
Un grupo de personas se arremolina junto al parterre del Retiro situado tras los kioscos de la entrada de la puerta de Alcalá (paseo de México con paseo del Estanque). Sacan sus móviles y comienzan a hacer fotos a las esquivas ardillas. Algunos les dan comida para que se acerquen. Esta escena es cada vez más habitual en el céntrico parque madrileño. "Aquí vienen hasta siete ardillas. Es el año que más hay", comenta la dependienta del puesto de chucherías.

No solo están en este rincón. También se pueden encontrar siguiendo los caminos que salen desde este lugar hacia el interior del parque y en otros puntos diferentes, siempre que haya un poco de suerte. Hay unas cincuenta, según estimaciones del Ayuntamiento. "Ha sido un buen año reproductivo. El aumento de la población tampoco ha sido muy grande, pero sí ha habido un cambio en la percepción", explica el subdirector de Zonas Verdes de la ciudad, Santiago Soria.

La población de ardillas ha crecido, pero además empiezan a perderle el miedo a los humanos. "La gente no les hace daño y son una especie muy curiosa. Por eso pierden el miedo. Pero no hay que tocarlas. Pueden morder", advierte Soria. Efectivamente, algunas se acercan a los visitantes en busca de comida. Otras aún mantienen las distancias. Pero no son como las de otros parques europeos, totalmente amistosas y capaces de trepar por aquellos que les ofrecen alimento.

"Legalmente no les debe dar de comer, pero mientras no sea un problema no se va a perseguir", señala Soria. La ardillas no necesitan alimentación aparte de la que tienen de forma natural en el parque: piñones, bellotas, castañas o brotes de abeto.

Los gatos, principales enemigos
Por otra parte, en el Retiro las ardillas también tienen depredadores al menos en potencia. Son los alrededor de 200 gatos que viven en el parque y que pueden cazar crías de ardilla. "No tenemos evidencia de que haya sucedido, pero puede pasar", apunta el subdirector de Zonas Verdes. Estos felinos tienen hasta una asociación de amigos que ayuda a su cuidado.

El Ayuntamiento no espera que haya un gran boom de ardillas en los próximos años, pues son una especie que se autorregula cuando no tiene muchos enemigos. Soria apunta a uno de estos mecanismos como posible causa de la desaparición de las ardillas reintroducidas en los noventa, que la leyenda urbana atribuye a que la gente se las comió.

Los frutos de la siguiente reintroducción, la que se hizo en 2008 y 2009 con ardillas del centro de cría del Ayuntamiento, son ahora el nuevo atractivo del Retiro.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.