www.madridiario.es
Madrid se enfrenta a una guerra con bombas de semillas

Madrid se enfrenta a una guerra con bombas de semillas

La ciudad de Madrid se enfrentará desde este sábado a una guerrilla urbana con bombas de semillas, cuyo refugio estará en el Intermediae, en Matadero. El objetivo de la Guerrilla Huerta es atacar con estos artefactos agroecológicos lugares abandonados y darles nueva vida.
Intermediae y Articultores organizan desde este fin de semana el taller 'Guerrilla huerta Madrid', en el que los participantes aprenderán a hacer bombas de semillas, localizarán terrenos en desuso de la ciudad para atacarlos y podrán poner en común sus inquietudes sobre agroecología y los usos que se le dan a estos espacios abandonados.

Las bombas de semillas o nendo dango son una idea del biológo y agricultor japonés Masanobu Fukuoka para frenar la desertización. El sistema consiste en envolver semillas en bolas de arcilla para protegerlas de pájaros y otros animales hasta la siguiente lluvia, cuando la semilla puede germinar.

La utilización de este método en ciudad viene de lejos y ya en 1973 la artista Liz Christy lo puso en práctica en Nueva York bajo el nombre de 'Green guerrilla'. De esta experiencia surgió la idea de convertir solares vacíos en huertos urbanos, con el beneplácito del ayuntamiento de la ciudad.

Ahora esta idea llega a Madrid y los participantes en el taller tendrán un mes para sembrar la ciudad con pequeñas bombas de esperanza. La información sobre los lugares atacados por la guerrilla podrán consultarse por Internet para que cualquier pueda mantenerlos o cosecharlos. 
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

Comenta esta noticia
Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario
  • No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
  • La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.
  • Tu dirección de email no será publicada.
  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.