www.madridiario.es

Seis días de huelga en Iberia antes de Navidad

jueves 29 de noviembre de 2012, 00:00h
Los sindicatos con representación en Iberia, UGT, CC.OO, USO, Asetma, Sitcpla y CTA-Vuelo, han convocado huelga para los días 14, 17, 18, 19, 20 y 21 de diciembre, contra el plan de reestructuración planteado por la compañía, que implica el despido de 4.500 trabajadores.
El portavoz del sector aéreo de UGT, Francisco Rodríguez, explicó en rueda de prensa que los paros, que tendrá lugar después del puente de la Constitución y antes de Navidad, se convocan "contra el despido innecesario de trabajadores" y para exigir "un plan de crecimiento de la compañía que garantice el futuro de puestos de trabajo".

"Queremos que la empresa negocio el ERE e impedir la segregación y posterior venta de los negocios de mantenimiento y 'handling'", recalcó.

Por su parte, el consejero delegado de Iberia, Rafael Sánchez-Lozano, ha considerado este jueves que la huelga anunciada por los sindicatos para diciembre contra el plan de reestructuración propuesto por la compañía es "injustificada", "absolutamente incomprensible" y "especialmente inconveniente", e insistió en que la compañía está "dispuesta a escuchar cualquier otra alternativa" sobre el plan.

Sánchez-Lozano  ha calificado la huelga de los sindicatos como "especialmente inoportuna", dada la situación económica española, y porque "las fechas elegidas próximas a las Navidades la hacen especialmente inconveniente para los pasajeros".

Este miércoles se constituyó la mesa de negociación de tierra, mientras que se prevé sea este jueves cuando se formen las mesas de tripulants de cabinas y de pilotos ya que "se necesitan tres mesas para llegar a un acuerdo con todos los sindicatos".

Además, el consejero delegado de Iberia afirmó que "la huelga de Iberia es como una de hambre, si tiene éxito te mueres", y dijo no entender "qué ventaja tiene que se deteriore la marca y el producto" ni que los problemas de la compañía tengan que pagarse con los clientes.

Sánchez-Lozano aseguró que Iberia acudirá a la negociación con una actitud "responsable" e intentando "resolver un problema muy grave que tiene la compañía", como es mejorar 600 millones de euros la cuenta de resultados, la "única línea roja" en el proceso de negociación, apuntó.

De esta forma, el primer ejecutivo de Iberia insistió en El Mundo de que el objetivo de rentabilidad sobre capital del 12 por ciento en 2015 es "innegociable" porque "representa la viabilidad de la compañía" y "es una obligación con los accionistas".

Iberia, "dispuesta a escuchar"
En este sentido, explicó que la compañía está dispuesta "a escuchar cualquier otra alternativa que se quiera hacer", incluida la supresión prevista de 4.500 empleados, un "drama" ya que "cada persona es una hipoteca, un colegio que pagar".

Por ello, afirmó que si se encuentra otra fórmula para reducir la supresión de los 4.500 trabajadores será "mejor", aunque recordó que la compañía tiene la responsabilidad de "dar una solución a Iberia" y salvar otros 15.000 puestos de trabajo.

Respecto a la cancelación de rutas de largo recorrido a Latinoamérica, Sánchez-Lozano explicó que la compañía tiene previsto anunciar "próximamente" su plan comercial para verano ,que incluirá reducción de rutas y aumento de frecuencias, "lo normal".

Dos veces al año la aerolínea anuncia recortes de rutas y aumentos de otras frecuencias, en concreto, en los últimos cuatro años ha abierto 26 rutas y ha cerrado otras 23, "es lo normal", zanjó.

De esta forma, señaló que con los sindicatos se podrá discutir la capacidad o recorte de actividad pero "no si se vuela a un sitio o no, qué horario o qué día conviene volar" ya que "es una decisión de la compañía, que es la responsable de la cuenta de resultados".

Fomento, "podrá opinar lo que quiera"
Sobre los emplazamientos al diálogo por parte del Ministerio de Fomento tras el anuncio del plan de reestructuración, el consejero delegado de Iberia defendió que "Fomento es nuestro regulador y podrá opinar lo que quiera".

No obstante, matizó que "Iberia es una compañía privada que tiene que arreglar los problemas ella misma" y recordó que "hay muchas otras empresas en otros sectores de la economía, no sólo en el transporte que hacen ajustes".

"Si al mismo tiempo que el PIB del país decrece o existen entidades locales que cierran ambulatorios porque no pueden pagar, pretender que a Iberia no le pasa nada no es realista", puntualizó.

Bankia, "tomará las decisiones que más le convenzan"
En referencia a Bankia, primer accionista de Iberia con una participación del alrededor del 12 por ciento, Sánchez-Lozano explicó que "es un socio de referencia desde hace mucho tiempo", y opinó que "tomará las decisiones que más le convenzan".

Además, sostuvo que "los consejeros tienen deber de confidencialidad" y recordó que el plan de "transformación" fue aprobado en el consejo de accionistas "por unanimidad".

Por último, sobre la fusión con British Airways, que dio lugar al 'holding' International Airlines Group (IAG), opinó que "hay mucho ruido alrededor de la fusión" y subrayó que IAG "rige los destinos, es una compañía de derecho español, con sede en Madrid".
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios