www.madridiario.es

Vecinos aseguran que la joven sufría malos tratos

domingo 18 de noviembre de 2012, 00:00h
La joven de 19 años Malika A.J., asesinada este domingo en Parla, sufría habitualmente malos tratos y palizas que le propinaba su pareja, con el que tenía un hijo de menos de dos años, según han asegurado unas vecinas de la víctima.
El hombre, Mario T.L. de 29 años y nacionalidad española, ha sido arrestado en la avenida de Europa de Alcorcón como presunto autor del homicidio, horas después del hallazgo del cuerpo sin vida de la joven en el domicilio de la pareja.

Según han manifestado dos vecinas de la víctima, quienes aseguran que "la conocían bastante", era habitual que el hombre "le pegase e incluso le echase a la calle", en cuyo caso la joven "pasaba horas en la calle" hasta que su pareja le volvía a dejar entrar.

Asimismo, el ahora detenido había tenido problemas con la madre de la joven, con la que también discutía, y "tiraba cosas por la ventana".

Al parecer, ninguno de los dos tenía trabajo y, "cuando él necesitaba tabaco, ella salía a buscar" y se lo pedía a los vecinos, ha añadido una de las mujeres.

Hacia las cinco o seis de la mañana, las hijas de estas vecinas "les oyeron discutir en el portal y él empezó a pegarle en el ascensor", aunque estas chicas, que son menores de edad, no llamaron a nadie porque creyeron que "no les iban a hacer caso" y porque "no pensarían que iba a pasar nada", han puntualizado las mujeres.

Según fuentes policiales, el presunto autor del apuñalamiento no tiene antecedentes policiales y, en principio, no consta que entre la víctima y el agresor hubiera denuncias por malos tratos, aunque este extremo está siendo verificado por los investigadores.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios