www.madridiario.es
La Policía investiga si en el Madrid Arena pudo haber 20.000 personas

La Policía investiga si en el Madrid Arena pudo haber 20.000 personas

Por MDO/Agencias
viernes 02 de noviembre de 2012, 00:00h
Un miembro de la organización de la fiesta de Halloween del Madrid Arena, en la que fallecieron tres jóvenes, asegura que se vendieron 20.000 entradas. El juez decano de Madrid también sospecha que se sobrepasó el aforo permitido, fijado en 10.600 personas. El Ayuntamiento ya  ha anunciado que se querellará si se demuestra que se superó el aforo máximo.
La Policía Nacional investiga el número total de entradas vendidas para asistir a la fiesta de Halloween celebrada en el Madrid Arena este jueves en la que murieron tres jóvenes para determinar si se superó el aforo máximo fijado para el recinto de 10.600 personas.

Uno de los miembros de la organización ha revelado este mismo viernes en una entrevista a Antena 3 que se vendieron cerca de 20.000 entradas para asistir al evento. "Tengo pruebas de que se vendieron más entradas de la cuenta, cerca de 20.000", ha asegurado Jose. "Nunca hemos visto el Madrid Arena como lo vimos esa noche. No sabíamos qué hacer cuando estaban entrando los chavales. Se nos vino el mundo encima", ha subrayado. No obstante, los datos comunicados por la organización a la empresa Madrid Espacios y Congresos preveían una afluencia no superior a 7.000 personas.

El Ayuntamiento de Madrid, a través de su vicealcalde, Miguel Ángel Villanueva, ya ha anunciado que se querellará o interpondrá una demanda si se demuestra finalmente que los organizadores de la fiesta superaron el aforo máximo.

Desde distintos sectores se han cuestionado las cifras de aforo aportadas incialmente. El juez decano de Madrid, José Luis González Armengol ha destacado que, conforme a las fotos vistas en Internet, el aforo de la fiesta "superó con creces lo legalmente permitido". A eso ha añadido que de los hechos se podrían derivar "posibles responsabilidades civiles, tanto por parte de la empresa organizadora como subsidiariamente por parte de la Policía Municipal". Así, ha llegado a afirmar que había "cuatro personas por metro cuadrado, es decir, una persona por baldosa". Armengol ha explicado que su hija estuvo en la fiesta y pudo ver en primera persona las aglomeraciones y las personas que caían.

Respecto a la investigación judicial, el decano ha señalado que puede ser "compleja" porque hay que analizar los testimonios relativos al tema de las bengalas, del que ha dicho que "ha podido ser un elemento causal fundamental". "Ha podido ser una concausa, es decir, un cúmulo de circunstancias", ha explicado.

Lanzamiento de bengalas
Según han informado fuentes de la investigación, una multitud indeterminada de personas accedió sin control al recinto para presenciar la actuación principal del DJ Steve Aoki, prevista para las 03.00 horas de la madrugada.

Al mismo tiempo, según precisan las mismas fuentes, buena parte de los que se encontraban en el interior del Madrid Arena —concretamente en la pista principal de baile presenciando otras actuaciones— procedía a abandonarla para acceder a las plantas superiores del recinto con el fin de tener una mayor visión de la actuación central.

Estos dos movimientos de personas hicieron que algunas zonas de pasillos se colapsaran. Los investigadores tratan de confirmar si fue en esos momentos cuando se produjo el lanzamiento de bengalas lo que desató el caos que dio lugar a la tragedia. De hecho, la Policía Científica ya ha encontrado una bengala tras la primera inspección ocular del lugar practicada este viernes.

Estos hechos provocaron una avalancha de jovenes que querían salir por una de las puertas. Las caídas de algunos provocaron un "tapón" que tuvo los efectos dramáticos conocidos.

Colaboración ciudadana
Dos amigas de la hermana de Katia Esteban Casielles, una las jóvenes fallecidas han pedido a los asistentes a la fiesta que envíen el resguardo de la compra de las entradas al correo 'tec_01@hotmail.com' para demostrar que "en ese sitio más personas de las permitidas".

En declaraciones a los medios, estas dos amigas de la hermana de la fallecida de Daganzo (Madrid) y que han ejercido como portavoces de la familia, han exigido que se "haga justicia", que lo que ha pasado, ha pasado pero que "no quede en un simple concierto más, porque se han roto a tres familias".

Estas chicas han querido transmitir "que en ese sitio había más personas de las permitidas" y que no cacheaban en la puerta. Estas jóvenes creen que si "lo hacen en un partido de fútbol" deberían hacerlo "en un sitio donde hay 20.000 personas encerradas". Además, han querido destacar que la falta de vigilancia en la entrada posibilitó que se pasaran objetos grandes, "una bengala no es un petardo o un pintalabios".

Asimismo, han querido resaltar que dentro de la fiesta "estaba toda la gente super pegada" y que no se podía respirar, "había demasiada gente, el aforo no era legal" han remarcado.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios