www.madridiario.es

Sanidad mantendrá el recorte de 533 millones

jueves 29 de noviembre de 2012, 00:00h
El consejero de Sanidad, Javier Fernández-Laquetty, se mostrado dispuesto a dialogar con quienes se oponen a su plan para privatizar la gestión de algunos hospitales, pero con el objetivo de hacer reformas que permitan un recorte de 533 millones el próximo año.
"Queremos trabajar juntos, pero para hacer reformas", ha asegurado el consejero durante la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno. Lasquetty se ha mostrado firme en su voluntad de ejecutar el recorte presupuestario de 533 millones de euros (un 7 por ciento) que sufrirá su departamento el próximo año e incluso ha ironizado con que si alguien le lleva una propuesta para hacer ese recorte de una forma diferente a la planteada, privatizando parte de la gestión de los hospitales y centros de salud madrileños, estaría encantado. "No me pueden pedir que no haga nada. Está en riesgo la viabilidad de la sanidad pública", ha insistido.

El consejero respondía así a las dos jornadas de huelga convocadas por todos los sindicatos del sector que han tenido un importante seguimiento por parte de todos los trabajadores de la sanidad pública y a la indefinida que mantienen los médicos, convocada por la Asociación de Facultativos Especialistas de Madrid y que este jueves tiene un seguimiento entre el 28,5 por ciento, según la Comunidad, y el 85, según los convocantes.

Carteles privatizadores
Durante las protestas que se están viviendo muchos centros sanitarios se fueron llenando de carteles reivindicativos, que se quitaron a mitad de semana. Lasquetty ha asegurado que algunos incumplen la legislación por dar información falsa de este servicio público -y que sus autores pueden tener responsabilidad- y ha puesto como ejemplos tablas de precios o letreros indicando que había que pagar por entrar en la consulta. "Los servicios de limpieza los limpiaron, que para eso están, sin más pretensiones y justificación que el hecho de que nadie es dueño de los centros sanitarios, ni siquiera quienes trabajan en él ni mucho menos una parte de los que trabajan en él", ha indicado sobre el resto de los carteles. Además, el consejero ha asegurado que el hecho de que alguien trabaje en un lugar no le da derecho a poner carteles. "Eso sí es privatizar un espacio público", ha señalado.

Sobre las acusación de desmantelamiento de la sanidad pública, Lasquetty ha repetido que son "absolutamente falsas". Y ha asegurado que su plan es necesario si se quiere "seguir manteniendo un sistema público de alta calidad".

Menos reclamaciones
El consejero también ha defendido que los pacientes no notarán la diferencia y que la media de reclamaciones por actos médicos en los tres hospitales donde la gestión está ya externalizada (Móstoles, Torrejón de Ardoz y Valdemoro) es "cuatro veces inferior" a la media de todo el sistema sanitario madrileño. "Las reclamaciones por actos médicos en estos tres hospitales tienen una media de siete reclamaciones por cada diez mil actos médicos cuando la media de todo el sistema sanitario madrileño es de 25,7 por cada diez mil, es decir, es cuatro veces inferior".

Además, ha asegurado que si estos hospitales derivan a enfermos a otros tienen que asumir el coste según las tarifas de la Comunidad, algo que les puede salir más caro que el canon que reciben por cada paciente que tienen asignado, unos 400 euros.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios