www.madridiario.es

La sanidad pública madrileña rechaza el plan privatizador de la Comunidad

La 'huelga blanca' repite su éxito en el segundo día

martes 27 de noviembre de 2012, 00:00h
La segunda jornada de huelga en la sanidad madrileña ha tenido un alto seguimiento entre todo el personal sanitario, aunque algo más bajo que ayer. Los sindicatos lo sitúan entre el 85 y 87 por ciento, mientras que la Comunidad lo rebaja al 25,93 por ciento por la mañana y del 18,8 por ciento por la tarde. Madridiario ha tanteado el ambiente que se respira en varios centros de salud de la capital. Los sindicatos no descartan una huelga indefinida si la Comunidad no rectifica sus medidas.
En el centro de salud Gandhi (Pueblo Nuevo, distrito de Ciudad Lineal) había largas colas para ser atendido o cambiar la cita de la consulta programada. Casi todo el personal (a excepción de tres médicos y tres enfermeras) había secundado la huelga convocada por SATSE, CCOO, Amyts, CSIT-UP, UGT y USAE, los seis sindicatos presentes en la mesa sectorial del Sanidad. Elena del Olmo, médico de familia que trabajaba como servicio mínimo, comentó que la mayoría de trabajadores del centro había pasado la noche encerrada como señal de protesta. "Hago esto, entre otras cosas, porque no quiero preocuparme en si estoy gastando demasiado material en la curación de mis pacientes", afirmó.

En la sala de espera, división de opiniones. Un vecino de San Blas, de 69 años, estaba "muy a favor" de la huelga a pesar de haberse quedado sin revisión de Sintrom, mientras que otro le corregía: "¿Pero qué problema hay en que las empresas privadas gestionen los centros? Si a mí me siguen atendiendo, me da igual. Las empresas privadas funcionan mejor que las públicas". Una señora que hacía cola para cambiar su cita, interrumpía este alegato: "¿Pero no se da cuenta de que si las empresas se quedan con la sanidad lo que van a hacer es buscar beneficios?".

Circular contra los carteles

Fuera, el ambulatorio estaba completamente 'decorado' con pancartas que pedían la marcha atrás del plan que pretende llevar a cabo la Comunidad. Precisamente sobre esta cartelería, que se repite en cada centro y hospital público de la región, Sanidad ha enviado una circular en la que pide su retirada, al entender que los mensajes que hablan del pago sanitario "claramente inducen al error de los usuarios".

Por otro lado, la Consejería que dirige Javier Fernández-Lasquetty ha afirmado que los servicios mínimos pactados "se están cumpliendo con normalidad" y que el seguimiento del paro ha sido del 27,41 por ciento en Atención Primaria y del 24,92 por ciento en hospitales en la mañana y por la tarde el 37,62 por ciento de los trabajadores de atención primaria secundaron la protesta y el 10,08 por ciento en los hospitales.  Un portavoz sindical eleva esta cifra hasta el 85-87 por ciento de seguimiento, llegando a superar, en algunos centros como el hospital de Arganda o el del Henares, el 90 por ciento.

Encierros en 150 centros

En el centro de salud Daroca (Ventas, distrito de Ciudad Lineal) 24 trabajadores han pasado la noche encerrados como señal de protesta. Se han sumado así a la convocatoria 'Noche Blanca' que pretendía visibilizar el enfado contra los planes del Ejecutivo regional, que pretende privatizar 27 centros de salud, y que también se ha realizado, como viene siendo habitual en las últimas semanas, en una veintena de hospitales.

Pacientes del centro de la avenida de Daroca —lugar donde ha hecho huelga el 75 por ciento del personal sanitario— estaban haciendo este martes por la mañana de voluntarios, recogiendo firmas e informando a curiosos sobre la situación. "¡Una firma en defensa de la sanidad pública!", gritaba una señora, que decía pertenecer a la "asociación de vecinos de La Elipa y al 15-M" desgarrándose la garganta.. "Ya he firmado, pero vuelvo a firmar si queréis", contestaba otra. "No, no puedes firmar dos veces", explicaba una de las voluntarias.

En el centro de salud Goya no ha habido encierro nocturno, pero sí se habían instalado mesas de recogida de firmas y "el 80 por ciento del personal", según un médico que actuó de portavoz, estaba en huelga. "Se ha notado un poco menos que ayer, que fue del 90 por ciento", puntualizó. Allí, según comentó este facultativo, "la inmensa mayoría de pacientes nos apoya, pero también hay quien nos critica". "Unas dos o tres personas nos han manifestado su incondicional apoyo a la privatización de toda la sanidad en Madrid, contra eso no puedes hacer nada", agregó.

En el centro de salud Pacífico (distrito de Retiro) tan solo un médico había secundado el paro convocado. "Ayer si que todo el mundo hizo huelga, pero claro, es que económicamente es mucho esfuerzo para algunos, a mí me quitan 75 euros por día que no vengo", informaba una administrativa del ambulatorio.

La Comunidad se reafirma
El presidente regional, Ignacio González, ha declarado que no dará marcha atrás en su plan de 'externalización' y ha advertido a los trabajadores de la "irresponsabilidad" que comenten cuando "mienten" a los ciudadanos con este asunto. González reitera que "nadie está privatizando ni va a privatizar" el sistema sanitario y que va a mantener su carácter "universal, gratuito y de la máxima calidad". Lo cierto es que, efectivamente, los hospitales van a seguir siendo financiados con dinero público, pero su gestión estará controlada por empresas privadas.

Las organizaciones sindicales también han convocado una gran manifestación a las 18.30 horas que partirá de Neptuno a la Puerta del Sol. Además, el 4 y 5 de diciembre hay nuevas jornadas de huelga convocadas, mientras que la Asociación de Facultativos Especialistas de Madrid (AFEM) mantiene la huelga indefinida, que se desarrollará entre el lunes y el jueves de cada semana, y anuncian una manifestación para el jueves desde Cibeles hasta el Ministerio de Sanidad.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios