www.madridiario.es
Investigan si un falso chamán usaba burundanga para abusar sexualmente de mujeres

Investigan si un falso chamán usaba burundanga para abusar sexualmente de mujeres

martes 22 de mayo de 2012, 00:00h
La Policía Nacional ha detenido a un hombre -Israel G.R.- por hacerse pasar por un chamán para, presuntamente, abusar sexualmente de una joven. La policía sospecha que el falso chamán empleó alguna droga para anular la voluntad y la conciencia de la joven -posiblemente burundanga- y cree que el número de víctimas podría ser mayor.
Palabras amables, algo de sugestión, un discurso que mezcla lo esotérico y la adulación... y una droga, posiblemente burundanga, que anula la voluntad de las víctimas. Es el denominador común de la experiencia de varias mujeres que denuncian haber sido víctimas de un falso chamán que actuaba hace años en la zona de Vallecas y que en los últimos meses se había trasladado a Sol.

La primera alerta contra el pretendido chamán -Israel G.- se produjo en un foro de Internet en el que una veintena de mujeres relataron experiencias muy similares. Todas ellas aseguran que el ahora detenido -que padece el síndrome de acondroplasia- las abordaba en la calle con un discurso esotérico en el que les convencía de que tenían un don y un aura especial.

Después de captar su atención con estas y otras frases de adulación -y valiéndose de la fragilidad de su aspecto físico-, el ahora detenido les decía a las mujeres que también veía que tenían "un mal de ojo" y les proponía que fuesen a su casa para iniciar una terapia que estaba orientada hacia el sexo. Las denuncias en los foros llegan desde el año 2007 hasta este mismo mes de mayo del año 2012.

En los foros, las mujeres lanzaron la alerta sobre sus técnicas de 'captación' al tiempo que muestran sus dudas sobre cómo actuar. A estas dudas sobre si podían denunciar o no unas proposiciones sexuales revestidas bajo un discurso esotérico se une, en muchos casos, la vergüenza que muchas de las víctimas sentían por haberse dejado engañar. "Gracias a quien pone sobre aviso esta situación. Pufff, qué pasada, un secreto que guardar", señala una de las víctimas en uno de los foros.

La semana pasada, una de estas mujeres superó las dudas y la vergüenza y puso una denuncia contra él en el Servicio de Atención a la Familia de la Policía Nacional. Según han explicado desde la Jefatura Superior de este cuerpo, la chica era consciente de que su relato "podía resultar incomprensible y temía que pudiera parecer una persona trastornada".

Y es que la joven relató que el supuesto chamán se le había acercado el domingo, día 13 de mayo, y ella se había puesto a hablar con él "debido a su aspecto frágil y desvalido" y al hecho de encontrarse en una zona pública muy concurrida. Después de varios minutos, y mientras leía un periódico que Israel le había entregado, la joven empezó a sentir "una tranquilidad desmesurada, encontrándose muy relajada y algo inestable".

Un teléfono para atender a las víctimas

Esa sensación fue acrecentándose hasta el punto de que perdió la percepción de la realidad y, "de una forma que no lograba entender", le facilitó su teléfono y dirección. Una vez en la vivienda, bebieron algo de un vaso que le hizo sentir "cada vez más relajada". Fue en ese momento cuando, presuntamente, abusó sexualmente de ella. Los investigadores sospechan que el falso chamán pudo emplear alguna sustancia o droga -posiblemente burundanga- para anular la conciencia y la voluntad de sus víctimas.

Gracias a esta denuncia y a los foros de internet, los agentes de la Policía Nacional lograron identificar rápidamente a Israel G., que figura también en Internet como actor y bailarín -dentro del grupo 'Los Pekeboys'- para despedidas de soltera, fiestas privadas o cumpleaños bajo el nombre artístico de 'Irita'. Finalmente, Israel fue detenido el jueves 17 cerca de su vivienda, entre Nueva Numancia y Portazgo. El juez, sin embargo, le dejó en libertad con cargos días después porque no hubo violencia en los supuestos abusos.

Ahora, los agentes están investigando si hay más mujeres que hayan podido ser víctimas de estos supuestos abusos y que no hayan denunciado por vergüenza, por miedo o por la sensación de irrealidad que produce la droga. Para ello, la Policía Nacional pide a estas posibles víctimas que acudan a una comisaría y ha habilitado un teléfono -91 322 35 58- para atender nuevas denuncias.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.