www.madridiario.es
El Metro de la 'city', en el tejado de los promotores

El Metro de la 'city', en el tejado de los promotores

martes 27 de marzo de 2012, 00:00h
El plan de infraestructuras ferroviarias regionales para la 'Operación Chamartín' supondrá, según cálculos de la Consejería de Transportes, la construcción de tres nuevas estaciones de Metro, 4,3 kilómetros de túnel y un intercambiador conectado con Cercanías. La operación costará unos 200 millones que la Comunidad pretende que paguen los promotores del suelo.
Los últimos planes que baraja la Consejería de Transportes pasan por introducir criterios de financiación público-privada para llevar a cabo infraestructuras que, de otra manera, no tendrían viabilidad. Es el caso de las del plan parcial de prolongación del paseo de La Castellana ('Operación Chamartín'), en el que el Ejecutivo regional pretende que sean los promotores (Adif, Ayuntamiento de Madrid y propietarios privados) los que asuman su parte de los gastos. A día de hoy, fuentes cercanas a la operación calculan que esa factura ascendería a 200 millones de euros para la construcción de 4,3 kilómetros de Metro convencional.

Gráfico de las nuevas infraestructuras del transporte de la operación ChamartínEl Ejecutivo regional trabajaría en dos proyectos a la vez. Por un lado, la línea 10 cambiaría su recorrido desde la estación de Chamartín. En ese punto recorrería la ampliación del paseo, con tres nuevas estaciones que concordarían con los tres principales núcleos de actividad terciaria (aproximadamente, paseo de la Castellana con avenida del Cardenal Herrera Oria, camino de San Roque y calle de Nuestra Señora de Valverde). El engarce final sería la nueva estación Puerta del Norte, que contaría con un intercambiador que surtiría a Las Tablas y Montecarmelo de Metro y Cercanías ¿Y qué ocurriría con el cierre actual de la línea 10 desde Chamartín? Pasaría a formar parte de la línea 14 de Metro (el Metronorte), realizando su mismo trazado hasta Puerta del Norte, antes de conectar con Metro Ligero.

Recreación de la línea de transporte de la 'Operación Chamartín'Mientras, Fomento tiene cuatro vías de trabajo que le supondrán una inversión de mil millones de euros. El primer 'brazo', en construcción desde 2010, es el tercer túnel de la risa, de ancho internacional, que conectará los trenes de alta velocidad ferroviaria entre Atocha y Chamartín. La nueva columna vertebral del Cercanías sería un nuevo túnel que discurriría en paralelo al metro. Partiría de la gran estación ferroviaria del norte de la ciudad, por el momento, hasta el intercambiador de Puerta del Norte. A medio camino se construiría una nueva estación, aunque no se ha concretado cuál es la línea a la que surtirá. El segundo 'brazo' de la operación sería la conexión de las líneas de tren de corta distancia C-7 y C-8 con el futuro intercambiador de Mirasierra, que conectará con la línea 9 de Metro. También está prevista la creación de un fondo de saco para facilitar operaciones ferroviarias en la zona.

Recreación de la nueva estación de ChamartínPero el corazón de la operación y el elemento dinamizador del transporte del proyecto será la estación de Chamartín. Esta infraestructura experimentará una profunda reconversión para ampliar su capacidad para acoger AVE y llevarlo al aeropuerto de Barajas (47 millones de euros). Ampliará sus vías ferroviarias de 21 a 32. Sobre rasante se ubicará la estación que, a través de un vestíbulo, tendrá dos accesos a una estación subterránea de Metro. En el nivel -1 contará con los túneles de las futuras líneas 10 y 14. Bajo esta, otra planta de conexión conectará con una última planta subterránea con túneles que conectarán con la línea 1 y la prolongación de la línea 11, infraestructura que ya está construida a la espera de que se instalen los elementos tecnológicos de la vía.

Los trabajos de construcción de estas nuevas redes de transporte tienen la dificultad añadida de que se combinarán con el desarrollo de otras grandes infraestructuras de carreteras como los cinco pasajes transversales, los enlaces a la M-607, la M-603 y la M-40; y, sobre todo, el 'by-pass' norte de la M-30 (1.400 millones de euros que correrían a cargo del Ayuntamiento de Madrid).
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios