www.madridiario.es
Los bares de Centro podrían adelantar el cierre

Los bares de Centro podrían adelantar el cierre

viernes 09 de marzo de 2012, 00:00h
La posibilidad de que el Ayuntamiento de Madrid obligue a los bares del distrito Centro a cerrar una hora antes gusta a los vecinos, pero no a los hosteleros.
La Asociación de Hosteleros de Malasaña ha expresado su rechazo a un posible adelanto de la hora de cierre de sus locales vinculada a la declaración de Zona de Protección Acústica Especial (ZPAE) de parte del distrito Centro que prepara el Ayuntamiento de Madrid.

Aunque admiten que técnicos del Ayuntamiento les han informado de que no tienen constancia de que se vaya a modificar el horario de los locales, los hosteleros de esta zona de Centro han hecho público un comunicado en este sentido y esperan poder aclarar con el Ayuntamiento lo que suponen que es un "malentendido", en una reunión que han solicitado a la Junta de Centro.

El pasado 23 de febrero, la alcaldesa de la capital, Ana Botella, anunció que la Zona de Protección Acústica Especial de Centro sería aprobada por el Gobierno municipal en 15 días -que ya han transcurrido sin que eso haya ocurrido- y no quiso adelantar nada de su contenido, más allá de indicar que sería similar a la que se aprobó para la zona de Aurrerá. En esta zona, las medidas para atajar el ruido nocturno incluían el adelanto de la hora de cierre de los bares.

Botella señaló que en la confección de esa declaración se lleva trabajando muchos meses, en los que se han reunido con las asociaciones de vecinos y de hosteleros, con las que está "más o menos consensuada". Sin embargo, los hosteleros de Malasaña aseguran que no han sido "consultados ni informados".

Estos empresarios destacan que sus locales "no son los únicos responsables del ruido del barrio" sino que, "más al contrario, contribuyen al ocio dentro de los locales, evitando un problema que, hasta el día de hoy, el Ayuntamiento no ha sido capaz de solucionar y cada vez es mayor: el botellón". Consideran que adelantar una hora de cierre a los locales "no solucionará el problema del ruido sino todo lo contrario", puesto que "la fiesta" continuará en la calle.

La asociación La Viña, que agrupa a 3.000 empresarios, también advirtió del "daño" que puede causar en el sector la próxima declaración del distrito de Centro como Zona de Protección Acústica Especial.

Derecho al descanso

Asamblea Ciudadana del Barrio de Universidad (Acibu) una de las asociaciones de vecinos del distrito Centro explicó a este digital que apoyarían la medida, pero consideran que hay otras que pueden ser más eficaces. Su petición principal es que no se abran más bares en el centro. Según sus cálculos, en Malasaña tocan a un local por cada 70 habitantes, y a día de hoy se continúan abriendo. A juicio de Acibu, la situación ha empeorado desde que se privatizó la gestión de la concesión de licencias. "Es la ley de la selva", asegura su portavoz, Jordi Gordon.

Además, la asociación, que se ha reunido esta semana con la Junta del Distrito para tratar este tema, asegura que adelantar el cierre podría provocar el efecto contrario, que "se multiplique el botellón". Gordon recordó que "el derecho a beber y divertirse no está por encima de otros derechos como el descanso" y pide que se puedan hacer compatibles.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.