www.madridiario.es
No habrá recogida de basura en domingo y festivos

No habrá recogida de basura en domingo y festivos

jueves 21 de junio de 2012, 00:00h
El Ayuntamiento de Madrid ha decidido eliminar la recogida de basura los domingos y festivos, lo que supondrá una bajada en la tasa de basura y un ahorro para el Consistorio.

ante una reducción de la cantidad de basura recogida del 18 por ciento, con respecto a los niveles de 2007.
 
Este martes la alcaldesa de Madrid, Ana Botella, anunció que el Área de Medio Ambiente estudiaba esta medida. Este jueves, la regidora, acompañada por el vicealcalde, Miguel Ángel Villanueva, y el delegado de Medio Ambiente, Antonio de Guindos, han explicado cuál va a ser la nueva filosofía para la contratación en la gestión de residuos con el objetivo de reducir el coste del servicio. Además, se va a reducir el servicio de tal forma que en toda la ciudad se elimine la recogida de basura  domingos y festivos, y la del contenedor amarillo, dedicado a envases, se realice tres veces por semana.
 
La primera edil argumentó que el Consistorio está trabajando en un nuevo modelo de prestación de servicios en el que se integren y se optimicen las prestaciones. En el caso anunciado este jueves, se valorará la calidad y resultados del servicio, en función de una serie de variables, en vez de en los medios puestos a disposición de la ciudad, como se hacía en algunos contratos hasta ahora.

La medida anunciada consiste en la creación de un contrato integral de gestión de residuos para la zona de la periferia -exterior de la M-30- que se pondrá en marcha a partir del 1 de enero de 2013, e irá incorporando servicios a medida que vayan expirando los contratos en vigor que mantiene el Consistorio con diversas empresas. Tendrá una duración de entre 6 y 7 años con dos de prórroga. El coste estimado de este megaacuerdo será de entre 450 y 600 millones de euros. También se realizarán dos modificaciones en el contrato de residuos de la zona de recogida denominada como centro, para adecuarse a las mismas condiciones que el anunciado este jueves para la periferia.

Cambios en el servicio

Según explicó Botella, el contrato para la periferia supondrá que la recogida de la fracción de restos (el contenedor de tapa naranja) se realizará todos los días, salvo domingos y festivos. En caso de puentes y acumulación de días de vacaciones, se plantearán recogidas especiales puntuales. La recogida del contenedor amarillo se producirá tres veces a la semana. El paquete de servicios que se irá añadiendo a la recogida básica, a medida que expiren sus acuerdos correspondientes será el siguiente: instalación de contenedores; la instalación, mantenimiento y recogida de papel y cartón; el gestión y mantenimiento de puntos limpios fijos y móviles; la recogida neumática del barrio de San Javier (contrato aún por adjudicar). 

La reducción de los días de recogida supondrá reforzar otros días, como los lunes, pero esta ampliación del servicio será menor que la que se elimina. "El refuerzo es pequeño y además se llenan los camiones", explicó la directora general de Gestión Ambiental Urbana, Marta Alonso. Con esta medida y la unificación de contratos, el Ayuntamiento bajará el precio del canon que paga por tonelada recogida. Además, desde 2007 se ha reducido un 18 por ciento la cantidad de basura recogida.

La disminución de costes será de 9 millones de euros que se repercutirán a reducir una media de tres euros por factura la tasa anual de basuras con la que los madrileños mantienen el 95 por ciento del servicio desde 2009. El Consistorio establecerá un precio de licitación básico un 8 por ciento inferior al actual. De Guindos estimó que la horquilla de ahorro podría ser de hasta el 15 por ciento, en función de las proposiciones que se presenten. El ahorro en las modificaciones del contrato del centro, que caduca en 2015, ascenderá a un 4,8 por ciento.

Los pliegos del contrato incluirán cláusulas para incorporar nuevas tecnologías a la recogida de residuos, como la carga lateral de los camiones y la implantación de sensores en los contenedores para conocer su régimen de llenado.

En cuanto a la repercusión en el empleo, De Guindos se ha referido a que serán las empresas las que se organicen libremente para ofrecer el servicio, sin que el Consistorio imponga cláusulas de conservación de puestos de trabajo. Los sindicatos del sector manifestaron este jueves su oposición a la medida planteada por el Gobierno municipal, pues aseguran que ya se han perdido empleos y que con esta reducción en el servicio se perderán más.

En caso de incumplimiento de contrato, el Consistorio realizará dos vías de acción: la sanción, que será recurrible, y la aplicación directa sobre las facturas.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.