www.madridiario.es
Las últimas horas del 'botellón'

Las últimas horas del 'botellón'

sábado 14 de julio de 2012, 00:00h
La reforma de la Ley de Drogodependencia de la Comunidad de Madrid que impide sustituir por cursos las multas por consumir alcohol en la calle entrará en vigor este domingo a las 0 horas. Mientras los representantes empresariales aplauden la medida como un paso más en la lucha contra la contaminación acústica, muchos usuarios sitúan en el afán recaudatorio del Ayuntamiento la verdadera razón de ser de la reforma.
Hasta ahora, si un policía municipal sancionaba a una persona por beber en la calle, podía sustituir la sanción por un curso sobre los riegos del alcohol y las drogas o por la realización de prestaciones en beneficio a la comunidad. Con la entrada en vigor de la norma, solo cabrá la posibilidad de pagar la multa.

Esta modificación se incluyó en la Ley de Dinamización de la Actividad Comercial, más conocida como la Ley de Liberalización de Horarios Comerciales, que también entra en vigor el domingo. Las sanciones subirán de 300 a 500 euros como mínimo para los menores de edad y continuarán siendo 600 euros para los mayores. Además, cabe la posibilidad de multar varias veces a los reincidentes, ascendiendo en este caso la cuantía a los 1.000 y 1.100 euros, respectivamente. Eso sí, habrá un descuento de un 40 por ciento de esa cantidad para quienes la paguen en los diez primeros días.

La Plataforma por el Ocio y el Turismo de Madrid se ha mostrado satisfecha por esta reforma y considera que debe ser "un punto inflexión en la lucha contra el ruido" para la puesta en marcha de un "verdadero plan de lucha" contra la contaminación acústica.

El grupo de representantes empresariales ha asegurado que su "esperanza" está "depositada en la progresiva desaparición del fenómeno del botellón y en la "persecución implacable" de los lateros para que el ocio nocturno deje de ser "el gran sufridor" de esta práctica. Por ello, ha reclamado que el "nuevo plan" que sugieren debe centrarse en la lucha contra el tráfico, el control individualizado de las empresas y la puesta en marcha de campañas de concienciación.

Sin embargo, y aunque el Ayuntamiento ha transmitido que la iniciativa no tiene afán recaudatorio, la opinión de quienes participan en esta práctica no puede diferir más. Para muchos, el botellón es una alternativa más económica al elevado precio de la copas en los locales de ocio y cuestionan la decisión de implantar la nueva norma "con la que está cayendo en Madrid". Por ello, dudan de la eficacia de la medida para disuadir a los jóvenes de beber en las calles de la capital.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.