www.madridiario.es

Un nuevo Abono Joven, operativo en verano

lunes 27 de febrero de 2012, 00:00h
La Consejería de Transportes implantará, este verano, la tarjeta sin contacto para el Abono Joven A, con la que el usuario podrá elegir la fecha de comienzo de sus 30 días naturales.
La extensión de la tarjeta sin contacto (hasta ahora implantada en los abonos anuales de la zona A) a los abonos transporte mensuales permitirá sustituir los actuales abonos transporte por un nuevo tipo de abono en el que el periodo de validez será de 30 días naturales desde el primer día de uso.

Los primeros beneficiados serán los 100.000 usuarios del Abono Joven de la Zona A. Posteriormente, antes de final de año, se extenderá a los 300.000 usuarios del Abono Normal de esta misma zona, que corresponde a la almendra central de la capital y que aglutina el mayor número de usuarios del abono transporte (2 de cada 3 usuarios del transporte público). A lo largo de 2013 se irá extendiendo al resto de abonos.

La principal ventaja del abono de 30 días naturales es que será el propio usuario quien decida cuándo comprar el abono, pero no empezará a consumir los días que ha pagado hasta que no lo utilice por primera vez. Esto supondrá un importante ahorro económico para los usuarios.

Como ejemplo, los datos registrados por el Consorcio Regional de Transportes reflejan que los usuarios del abono joven de la zona A (los primeros beneficiados por esta mejora) suelen comprar 10 abonos mensuales al año, coincidiendo con los meses lectivos. Según los estudios realizados por este organismo, el nuevo abono de 30 días permitirá reducir la compra a 9 meses manteniendo la misma cobertura. Esto supondrá un ahorro de 30,5 euros.

Tarjeta sin contacto
Además de la sustitución del actual abono mensual por el de 30 días naturales, la extensión de la tarjeta sin contacto ofrece otras ventajas como el que recoge toda la información del usuario en un servidor centralizado, lo que permite que si un usuario denuncia su desaparición, por ejemplo por pérdida o robo, el título pueda ser automáticamente anulado y el usuario pueda solicitar y recibir una nueva tarjeta.

Asimismo, el acceso a la red es mucho más rápido y cómodo, porque no es necesario introducir el billete en la canceladora, y con este formato se evita el incomodo "borrado" de los datos que se produce cuando el abono entra en contacto con un campo magnético de cierta intensidad y que obliga a los usuarios solicitar el cambio de billete en un punto de atención al cliente.

La tarjeta sin contacto ya funciona en otras ciudades europeas como Londres y París, si bien la tecnología que se ha desarrollado para Madrid incluye una serie de mejoras que la hacen "más segura y única en Europa", según  han destacado desde la Consejería de Transportes
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.