www.madridiario.es
Fianza de 18,5 millones para Ruiz-Mateos y sus hijos

Fianza de 18,5 millones para Ruiz-Mateos y sus hijos

Por MDO
miércoles 08 de febrero de 2012, 00:00h
La jueza de adscripción territorial, María Pascual, en funciones de refuerzo en el Juzgado de Instrucción número 3 de Palma, ha decretado una fianza de responsabilidad civil de 18,5 millones de euros para el empresario José María Ruiz-Mateos y sus seis hijos varones, por la presunta estafa de 13,9 millones a Inversiones Grupo Miralles.
Esta fianza ha sido establecida en el auto dictado por la magistrada en el que se requiere a los siete imputados el pago de 13,9 millones más un tercio de esta cantidad con el fin de asegurar las responsabilidades pecuniarias derivadas de este procedimiento, para lo cual les da un plazo de 24 horas a partir del momento en que se notifique la resolución.

Si los Ruiz-Mateos no hacen frente a esta caución, el Juzgado los instará a que designen bienes hasta cubrir la fianza fijada para, una vez comprobado su valor, iniciar los trámites para su posterior embargo, según lo establecido en el artículo 597 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal. Se da la circunstancia de que en el marco de esta causa la magistrada ya acordó retirar el pasaporte al fundador de Nueva Rumasa y prohibirle abandonar el territorio nacional sin previa autorización judicial. Sin embargo, se trata tan sólo de uno de los tres procesos judiciales en los que el empresario jerezano está siendo investigado en Baleares.

De hecho, ha sido nuevamente citado a declarar el próximo 22 de febrero, en este caso ante el Juzgado de Instrucción número 5, por otro delito de presunta estafa por valor de unos 12 millones de euros en la compra de la totalidad de las acciones de la sociedad Hoteles Costa Oriental -propietaria del hotel Samoa, situado en Calas de Mallorca- a la familia Hoz. A esta cita judicial le acompañara su hijo Álvaro Ruiz-Mateos.

El empresario, junto a sus seis hijos, tiene también retirado el pasaporte y prohibido salir del territorio nacional en el marco de un tercer caso, centrado en una supuesta estafa de 7,3 millones de euros a Inversiones Insulares Radó. Se trata de una causa que se encuentra en manos del titular del Juzgado de Instrucción número 9 de Palma, Enrique Morell, quien además acordó para ellos la obligación de comparecer periódicamente en dependencias judiciales.

Por su parte, el juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz decretó el pasado 26 de enero el embargo de todo el patrimonio de la familia Ruiz-Mateos, compuesto por unos 220 inmuebles, fincas rústicas, cerca de un centenar de obras de arte y vehículos de alta gama, tras los registros practicados por la Policía judicial durante cerca de 15 horas.

La incautación de estos bienes se produjo dentro de la causa abierta por Ruz, que investiga a los Ruiz-Mateos por la presunta estafa a los inversores de pagarés de Nueva Rumasa, y para evitar su venta, ya que el dinero resultante de su liquidación estaría destinado a cubrir las deudas de 289,1 millones de euros contraídas con los afectados.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios