www.madridiario.es

'Botellódromo' en la azotea de un edificio abandonado

'Okupas' de Plaza de España se quejan del botellón

'Okupas' de Plaza de España se quejan del botellón

martes 07 de agosto de 2012, 00:00h
Grupos de jóvenes acceden cada fin de semana a la azotea de los edificios 4 y 5 de la Plaza de España para hacer 'botellón'. Los 'okupas' del inmueble, abandonado desde hace años, se quejan del ruido que provocan. El espacio, que está ubicado en la undécima planta, no dispone de ningún tipo de medida de seguridad.
En los edificios abandonados de los números 4 y 5 de la plaza de España viven, desde hace meses unos y desde hace años otros, "unos 30 o 40" 'okupas'. Son, mayoritariamente, subsaharianos, rumanos y españoles, y han convertido los inmuebles, de once plantas y propiedad de la inmobiliaria Monteverde desde que Telefónica los vendió, en su residencia habitual. Allí dicen pasar los días "en armonía".

Últimamente, sin embargo, ven como cada noche y alguna tarde, especialmente los fines de semana, grupos de jóvenes acceden al edificio para hacer 'botellón' en la azotea. Y no les hace ninguna gracia. Félix, 'okupa' del inmueble desde hace tres meses, dice que son "niñatos que vienen a beber, a meterse 'tiros' de cocaína y a fumar porros". "Cualquier día voy a coger un palo de hierro y los voy a echar a todos", añade muy molesto, pues dice que, con el ruido, le han despertado en más de una ocasión. "El otro día uno de los negros se cabreó tanto que hubo pelea", agrega.

Para entrar, los jóvenes utilizan la escalera de incendios que tiene salida a la calle del Río, por la que se puede acceder directamente al tejado sin necesidad de atravesar las plantas 'okupadas'. Una vez arriba, el espacio, que ofrece una vista privilegiada de la capital, puede resultar peligroso. Ubicado en la undécima planta, su suelo está lleno de huecos por los que resulta fácil tropezar, no hay barandillas y las pocas escaleras disponibles para cambiar de nivel no cuentan con ningún tipo de sujeción. Pensar que un adolescente ebrio podría caer al vacío no parece descabellado. De hecho, Félix comenta que el otro día "un rumano se cayó por un hueco". No sufrió heridas graves.

Pintadas, cristales rotos, botellas y cartones vacíos de alcohol, paquetes de tabaco, hierros oxidados... 'decoran' el lugar. Un joven, de 17 años, fuma cannabis, solo, mientras contempla el paisaje. Dice que le hablaron del sitio y que "de vez en cuando" se acerca "a ver quién hay". Antes de abandonar el edificio, un grupo de adolescentes con bolsas de cerveza, Coca-Cola y vino pregunta por dónde subir a la azotea. No parecen tener más de de 15 años.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.