www.madridiario.es
Madrid estudia permitir las casas rurales incluso en espacios protegidos

Madrid estudia permitir las casas rurales incluso en espacios protegidos

martes 03 de abril de 2012, 00:00h
La Comunidad de Madrid está preparando una ley que permitirá construir casas rurales incluso en espacios protegidos, según un borrador que se ha filtrado.
Facilitar la construcción de viviendas en el campo era una de las promesas electorales de la presidenta de la Comunidad, Esperanza Aguirre, y la Consejería de Medio Ambiente ya está trabajando en ello a la vista del borrador del anteproyecto de Ley de Viviendas Rurales Sostenibles que se ha filtrado, algo que, por otra parte, no es nada habitual.

Hasta ahora se podían construir viviendas en el campo siempre que estuviesen ligadas a un uso, como el ganadero o agrícola, con el fin de darle servicio a esta actividad. Ahora la intención del Gobierno regional consiste en que se puedan construir viviendas sin más. El contenido del anteproyecto que presente el PP en la Asamblea de Madrid puede variar del borrador filtrado, como advierten desde la Consejería de Medio Ambiente, pero da una idea de por dónde pueden ir los tiros.

Las viviendas sostenibles, que tendrán una sola planta y se harán con materiales integrados en el paisaje, podrán construirse en suelo rural protegido por cualquier ley o por planeamiento si se dispone de una parcela de diez hectáreas, según el borrador. Es decir, se podrían construir viviendas hasta en los parques regionales. En el caso de que el suelo rural no esté protegido solo habrá que tener cinco hectáreas de terreno. Además, estas viviendas se podrán construirse en grupos de hasta diez y compartir servicios entre ellas, salvo en los suelos protegidos por leyes sectoriales.

La edificación podrá ocupar un uno por ciento el espacio, es decir que las viviendas podrán medir entre 500 y 1.000 metros cuadrados. Según el ejemplo que pone Ecologistas en Acción, en el Parque Regional de la Cuenca Alta del Manzanares, de 52.796 hectáreas de extensión, de las cuales el 65 por ciento son de titularidad privada, se podrían construir 3.431 viviendas de 1000 metros cuadrados de planta.

"Ejercicio de demagogia"

Ángeles Nieto, portavoz de esta asociación conservacionista, indicó que el proyecto es "incompatible" desde el punto de vista de la protección ambiental y "temerario" desde la seguridad de las personas que vivan en ellas. Ecologistas en Acción considera que utilizar la expresión "viviendas rurales sostenibles" es "un claro ejercicio de demagogia", pues no se define "cómo se van a abastecer de agua y energía, dónde van a desaguar las aguas negras y las basuras generadas, cómo van a ser los caminos o carreteras que le den acceso, o cómo se va a controlar que se respeten los espacios protegidos".

La Federación Regional de Asociaciones de Vecinos ha considerado que esta ley, de salir así, es un "despropósito" por las "terribles consecuencias medioambientales" y "por el crecimiento horizontal basado en el vehículo privado".

"Trasnochada concepción"
En la exposición de motivos del borrador se asegura que esta ley "responde a un anhelo de los madrileños por vivir en entornos menos urbanizados en contacto con la naturaleza" y que "la vieja y trasnochada concepción de que la presencia del hombre necesariamente tiene un efecto negativo sobre el entorno no puede tener ya cabida en una sociedad como la nuestra, que aspira a que sus ciudadanos sean a la vez libres como personas y responsables con el medio ambiente".

La portavoz de Ecologistas en Acción recuerda que "no existe tal necesidad", pues se puede apostar por los municipios de la sierra madrileña, donde se "garantizan unas condiciones de seguridad y salubridad".
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios