www.madridiario.es

La infraestructura, de gestión privada, atenderá 500 citas este jueves

Aguirre inaugura el nuevo hospital de Torrejón preocupada por su coste

Aguirre inaugura el nuevo hospital de Torrejón preocupada por su coste

miércoles 21 de septiembre de 2011, 00:00h
"Este hospital se convertirá, por derecho propio, en uno de los mejores de España", con estas palabras como trasfondo, pronunciadas por el alcalde Pedro Rollán, inauguró Esperanza Aguirre este miércoles el primer hospital de Torrejón de Ardoz. Una infraestructura que, pese a ser gestionada de manera privada, atenderá a todos pacientes del sistema público madrileño.
El centro, con 250 camas, 10 quirófanos y 6 paritorios, abrirá sus puertas al público este jueves atendiendo las primeras 500 consultas externas programadas. No será hasta el 5 de octubre, según adelantaron sus gestores (la empresa Ribera Salud) a la presidenta, cuando echen a andar las urgencias y los paritorios. Será entonces, recalcó la presidenta, cuando Torrejón tendrá a su primer vecino nacido en el municipio. Hasta ahora, toda la atención especializada se prestaba en el Hospital Príncipe de Asturias de Alcalá de Henares, lo que obligaba a los residentes en Torrejón, Daganzo de Arriba, Fresno de Torote, Ribatejada y Ajalvir a desplazarse varios kilómetros.

Aguirre y Pedro Rollán pposan con parte del personal a la entrada del hospital.En total, el nuevo hospital será la referencia para 136.000 personas. La empresa adjudicataria dispondrá para ello de todo el personal necesario, incluidos los médicos y las enfermeras. De hecho, los profesionales de otros hospitales del sistema público, como el Infanta Sofía de San Sebastián de los Reyes, se han desplazado hasta el hospital de Torrejón por ofrecer este último mejores condiciones laborales y económicas. A cambio del servicio sanitario, la empresa recibirá un canon económico anual al que se sumarán distintos porcentajes en función del número y el tipo de pruebas u operaciones realizadas.

Los ocho hospitales inaugurados por Esperanza Aguirre la pasada legislatura siguen este sistema de cobro, ya que todos fueron adjudicados a empresas o uniones temporales de empresas por un período medio de 30 años. Sin embargo, solo en uno de ellos, el de Valdemoro, los médicos también son trabajadores privados. Además del de Torrejón, los futuros hospitales de Móstoles y Collado Villalba también seguirán este modelo, conocido como 'Alzira' en relación al hospital valenciano donde se implantó por primera vez.

La comitiva de autoridades hizo un recorrido por el centro.Hospital público, empresa privada
Tanto Esperanza Aguirre como Pedro Rollán hicieron este miércoles una referencia explícita a las críticas a la gestión privada del hospital. Ambos defendieron durante sus intervenciones que este es un hospital "público" al que se accede "solo con la tarjeta sanitaria", "no con la Visa", como, aseguraron, había dicho falsamente el PSOE.

Este sistema de concesión es el que ha permitido a Esperanza Aguirre inaugurar nueve hospitales en dos legislaturas. "Eso es algo que no tiene parangón. Ningún presidente de comunidad autónoma ni lander de Alemania puede decirlo. Es algo muy, muy relevante", presumió la presidenta. PSOE e IU vienen denunciando que estos centros son mucho más costosos para el bolsillo de los ciudadanos que si las obras las acometiese la Comunidad. De hecho, Aguirre preguntó en reiteradas ocasiones por el coste de los aparatos y la infraestructura. Al conocer que el hospital de Torrejón tiene 60.000 metros cuadrados, la presidenta espetó: "¿Y cómo vamos a pagar esto?". "Con paciencia", le respondió uno de los responsables.

Imagen de la UCI del nuevo Hospital de TorrejónAntes de concluir la inauguración, Aguirre dio su habitual y exhaustivo repaso a las instalaciones. La dirigente se interesó por la "joya de la corona" del hospital, la sala de estudios cardiológicos y radiológicos. A continuación, elogió la amplitud de los pasillos, de los quirófanos y de las habitaciones, individuales y con pantalla plana de televisión, aunque de pago. También reparó en los parterres sin vegetación que asomaban tras las ventanas de la primera planta, asegurando que gracias a un "un riego por goteo", el césped crecería rápidamente. Por último, pasó revista a los sillones para los acompañantes, los colchones de las camas de la Unidad de Cuidados Intensivos e incluso los baños, que, aseguró, también debían pasar "la inspección de la presidenta". Antes de abandonar el centro y dar su discurso final, calificó el de Torrejón como el hospital "más bonito" de los construidos en los últimos años y cantó el cumpleaños feliz al jefe de personal, que este miércoles cumplía 34 años.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios