www.madridiario.es
Cuenta atrás para la irrupción del coche eléctrico

Cuenta atrás para la irrupción del coche eléctrico

martes 22 de noviembre de 2011, 00:00h
El coche eléctrico se encuentra en la cuenta atrás final para su implantación. Así de contundente se mostró el presidente de FOREVE, Agustín Aragón, en la mesa redonda 'Investigación y desarrollo del vehículo eléctrico', dentro de la IX Jornada de Medio Ambiente de Madridiario. No obstante, el resto de ponentes recordó que aún hay que trabajar en los sistemas de comunicación que mantendrán la red y en la recarga de los vehículos.
El vehículo eléctrico apareció por primera vez en 1769, volvió en 1834 y también fue un tema recurrente en las crisis del petróleo. Es, por tanto, una idea que lleva apareciendo en los últimos siglos, aunque nunca acaba de triunfar, según explicó el presidente del Foro Español del Vehículo Eléctrico (FOREVE) y de la Fundación Instituto Tecnológico para la Sostenibilidad del Automóvil, Agustín Aragón. Sin embargo, "ahora lo vamos a ver en las calles y ha vuelto para quedarse", subrayó el experto.

Según su explicación, a finales del siglo XIX y principios del XX, cuando despegó la industria del automóvil, la competición entre el vehículo eléctrico y el vehículo de combustión interna fue ganada por este último, entre otras razones, porque Ford inventó la fabricación en cadena y ello hizo que sus vehículos bajaran de precio. Después de un siglo de predominancia del motor térmico, Aragón se mostró firmemente convencido de que en esa ocasión el vehículo eléctrico se encuentra ante su cuenta atrás final y para acompañar su idea hizo sonar al final de su intervención la canción de Europe 'The Final Countdown'.

¿Por qué ahora sí? Según Aragón hay varias razones similares a las que en su día supusieron en su día la sustitución del caballo por el automóvil, tales  como la necesidad de reducir la contaminación (entonces los excrementos de los animales y hoy los gases de efecto invernadero emitidos), una política pública de fomento del nuevo sector, la revolución tecnológica y la coalición de empresas interesadas en el desarrollo. A ello se unen ahora el alto grado de electrificación alcanzado y la existencia de unos motores eléctricos mucho más sencillos que los de combustión. 

Impulso en Madrid
El responsable de la Oficina de Movilidad Sostenible del Ayuntamiento de Madrid, Sergio Fernández, también subrayó la importancia de avanzar hacia la movilidad eléctrica debido al "problema" existente con la calidad del aire que sufren muchas ciudades, entre ellas Madrid. La autonomía de estos vehículos aún está en 170 kilómetros y "todavía tiene camino por recorrer", pero esta distancia es suficiente para los desplazaminientos que, según sus cálculos, hace un madrileño de media en una semana,

Fernández expuso las medidas que ha tomado el Ayuntamiento de Madrid para impulsar la introducción del coche eléctrico, como la bonificación del Impuesto de Circulación, la exención del pago del SER o la instalación hasta ahora de 22 puntos de recarga distribuidos por la ciudad. Además, el Consistorio da ejemplo con la introducción de vehículos eléctricos, por ejemplo, en el servicio de mantenimiento de Madrid Río o en las líneas de autobuses del centro histórico.

Autonomía de 700 kilómetros

En el impulso del vehículo eléctrico las empresas tecnológicas serán fundamentales, según Enrique Díaz-Plaza, director de desarrollo de negocio para el sector energético de IBM. En su opinión, entre fabricantes, suministradores del sistema energético y consumidores debe haber un "pegamento", que son las TIC, pues serán estas las encargadas de gestionar los datos de todos los actores de la red que se está creando para hacer un uso óptimo de la energía. En este sentido, Díaz-Plaza explicó que su empresa está trabajando en varios proyectos e investigaciones para coordinar todos los datos y programar la carga de los vehículos a las horas con la energía más barata.

Quizás la investigación más esperada de IBM en el sector del vehículo eléctrico es la de Battery 500, con la que se pretende fabricar una batería para 500 millas (unos 700 kilómetros), con lo cual sería "más razonable pensar en ir a la costa a comer una paella". Para ello, están trabajando en una batería litio-aire, en vez de litio-metales pesados. De esta manera, aumentaría tanto la automonía del vehículo y disminuiría el peso de la batería.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.