www.madridiario.es
La activista espera el compromiso del Ayuntamiento para acabar su huelga de hambre

La activista espera el compromiso del Ayuntamiento para acabar su huelga de hambre

Por MDO
jueves 12 de mayo de 2011, 00:00h
La animalista Beatriz Menchén suma ya 16 días en huelga de hambre. Muy debilitada, sigue reivindicando un "cambio definitivo" en la política animal del municipio desde su furgoneta aparcada en la estación de Getafe Centro. Una vez ganada la batalla a la empresa que gestionaba la perrera —le atribuía un "injustificado" índice de sacrificios—, asegura que seguirá adelante con la protesta hasta que el Consistorio firme una "verdadera protección animal".
Solo bebe agua y un suero preparado a base de glucosa. "Ni siquiera zumos", dice una de las personas que la asisten en la protesta. Menchén, de 41 años, decidió ponerse en huelga de hambre el pasado 26 de abril tras sacar a la luz supuestas irregularidades en la gestión de la perrera getafense. Según sus datos, la empresa adjudicataria del centro —Vetmovil— estaba sacrificando a dos de cada tres animales recogidos en sus primeros seis meses de administración. Este extremo ha sido negado por la propia empresa. Menchén, que estuvo hasta hace un año al frente de la perrera, asegura que mantenía "una política de sacrificio 0". Durante sus 14 años de dirección en el antiguo centro, limitó "las muertes al 1,39 por ciento y solo por motivos humanitarios".

La furgoneta en la que está Beatriz MenchénPor el momento, la protesta ha conseguido su primer objetivo. Tras detectar algunas anomalías durante una inspección la pasada semana, este jueves el Consistorio getafense ha rescindido el contrato con Vetmovil. Aunque el concejal de Medio Ambiente, Ángel Bustos, ha reconocido que la protección animal en Getafe era "mejorable", no ha dado por ciertas las denuncias de Menchén. El cese de la empresa se ha producido "por mutuo acuerdo" y sin sanción.

Según Bustos, "no era posible en poco tiempo encontrar una causa objetiva" para suspender el contrato con Vetmovil. Por ello, dicen, han preferido priorizar el estado de Menchén y actuar con rapidez. "Para velar por su salud, hemos dedicado todos nuestros esfuerzos en acabar cuanto antes con esta situación", ha comunicado.

Beatriz Menchén sigue en huelga de hambreSin embargo, la activista no se da por vencida. A pesar del deterioro notable que ha sufrido últimamente, sigue relatando su día a día en su blog. Tumbada en la camilla y con una manta hasta el cuello, dice que no cesará hasta que no dejen de ponerse "parches" en la política animal. El último objetivo es conseguir que la política municipal exija negro sobre blanco "una verdadera protección" a las empresas adjudicatarias. "Ese será el cambio que estamos esperando", ha indicado. Cuando el Ayuntamiento firme los pliegos con los nuevos criterios, Menchén comenzará su recuperación física. "Hasta ahora solo son un borrador y no podemos bajar la guardia". El final está condicionado ahora por un trámite burocrático, que, "si se tiene interés, puede arreglarse en pocos días".

Tras más de dos semanas en huelga, solo ha recibido dos visitas de políticos: el asesor del concejal de Medio Ambiente y el cabeza de lista por UPyD. "IU, el PSOE, y el candidato del PP", Juan Soler, que había prometido ir a verla, han eludido escucharla en primera persona. Pero a Menchén parece no importarle: "El apoyo de los ciudadanos es lo que me alimenta".
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios