www.madridiario.es
Los 'Ecos de Van Dyck' llegan a Madrid

Los 'Ecos de Van Dyck' llegan a Madrid

Por MDO
lunes 16 de mayo de 2011, 00:00h
Ya se puede ver en Madrid el cuadro de Van Dyck redescubierto en la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando y procedente de la antesacristía de El Escorial. A partir de este lunes y hasta el 26 de junio, el público puede disfrutar de esta obra y otras del mismo autor.
La muestra gira en torno al cuadro 'La Virgen y el Niño con los pecadores arrepentidos', obra cuya autoría acaba de ser verificada. Estudiado y docuemntado con detalle por el profesor Matías Díaz Padrón, ha sido restaurado durante un largo proceso.

El lienzo muestra a María Magdalena, el Rey David y, entre ambos, el Hijo Pródigo. Aparecen postrados ante María y Jesús representando lo que se interpreta símbolo del arrepentimiento y el perdón. El cuadro es un ejemplo del énfasis que la Contrarreforma católica pone en el sacramento de la penitencia.
El lienzo muestra a María Magdalena, el rey David y, entre ambos, el Hijo Pródigo. Aparecen postrados ante María y Jesús representando lo que se interpreta símbolo del arrepentimiento y el perdón.

Van Dyck, estuvo al servicio del Rey de Inglaterra. Sin embargo, con el lienzo de la Academia y otras obras localizadas dentro y fuera de España a partir de abundante documentación, se revelan vínculos inesperados del pintor con el mecenazgo español. El Rey y los grandes de España coleccionan sus obras en medida no menor a los círculos cortesanos de Gran Bretaña, Holanda e Italia.

La obra se ha creído copia de Van Dyck desde principios del siglo XIX. Se había olvidado su presencia en El Escorial, donde la cita Velázquez en su Memoria de 1656 y la ve el Padre Santos en su Descripción un año después, siempre con grandes elogios. Identificada recientemente en la antigua colección del Duque de Medina de las Torres, Virrey de Nápoles hasta 1643, es probable que éste la adquiriese en fechas próximas a la vida de Van Dyck, que murió en 1641.  El Virrey la regaló a Felipe IV y por orden del monarca se llevó el cuadro a El Escorial, donde fue colocado con otros de la misma procedencia por el pintor de cámara y aposentador D. Diego Velázquez. No faltan referencias a este lienzo en todos los viajeros y eruditos españoles y extranjeros que visitan El Escorial hasta la guerra napoleónica. En ese momento se produce un vacío que se explica por haberse incluido esta obra en un conjunto de cuadros que José I ofrece a su hermano para el museo Napoleón. Con la caída de Napoleón, este lote queda en España,  perdiéndose la pista de esta pintura que luego aparece en la Academia, primero como original de Van Dyck y a partir de 1923 como “copia de Van Dyck”.

Exposición 'Ecos de Van Dyck'
Hasta el 26 de junio en el Museo de la Academia de Bellas Artes de San Fernando. C/Alcalá, 13
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios