www.madridiario.es
Jardines andalusíes a espaldas de la Almudena

Jardines andalusíes a espaldas de la Almudena

miércoles 08 de junio de 2011, 00:00h
Desde abril, el rehabilitado parque del emir Mohamed abre sus instalaciones los fines de semana, después de permanecer un año cerrado al público. La crisis aplaza la conclusión de la segunda fase del proyecto, que incluye un centro de interpretación histórica.
El Ayuntamiento de Madrid concluyó las obras en la primavera de 2010, financiadas con 1,22 millones del Fondo Estatal de Inversión Local, dentro del ámbito de una modificación del Plan General de Ordenación Urbana de 1997. Desde entonces, este parque, situado a espaldas de la catedral de La Almudena y en pleno ámbito de la muralla árabe de la capital, ha estado cerrado. En agosto de 2010, Madridiario anunciaba lo que en el Ayuntamiento daban por hecho: la primera fase del parque se inauguraría en apenas unas semanas. Mientras tanto, el enrejado del complejo evitaba, en parte, el acoso de los vándalos, y el disfrute de los madrileños.

Pero las semanas se convirtieron en meses. Al parecer, el Ejecutivo municipal prefirió esperar y mantener cerrado el complejo. Fuentes del Área de Medio Ambiente explicaron a este digital que la decisión vino motivada por la necesidad de consolidar los elementos vegetales que contiene. Los principales hitos en este sentido son el talud vegetal bajo la muralla rehabilitada, y los arbustos y flores de los jardines andalusíes. Finalmente, el complejo abrió a principios de abril de 2011. Por ahora, sólo se contempla su apertura al público los fines de semana.

Una vecina lee uno de los paneles que narran la historia de la muralla árabeCentro de interpretación histórica
No obstante, el proyecto todavía está por terminar. La segunda fase pretende crear un centro de interpretación de la muralla árabe y del Madrid musulmán. Por desgracia, esta decisión tendrá que esperar. El concejal presidente de Centro, José Enrique Núñez, explicó a este periódico que esta intervención está parada por la crisis. Actualmente, el Consistorio no puede dedicar los 200.000 euros que vale la obra a la adecuación del complejo. De hecho, ni siquiera está contemplado en el programa electoral con el que Alberto Ruiz-Gallardón concurrió a las elecciones.

El parque fue creado en la década de los ochenta del siglo pasado sobre el solar que acogió el palacio del Marqués de Castroserna, que fue abandonado en 1903 y derribado en 1965. En las obras, se ha rebajado topográficamente la zona para mostrar de manera más accesible un fragmento de 120 metros de la muralla árabe. La base de la misma se ha decorado con un tapiz vegetal.

Este espacio acoge parte de la muralla árabe de sillares de pedernal que encuadró la medina andalusí de Madrid desde el siglo IX al XVI, y que sirvió a la ciudad incluso después de la conquista cristiana en 1085.  Desde el siglo XV, la muralla perdió su función defensiva para pasar a ser un apoyo a la cimentación de las viviendas de la ciudad. La fortificación fue, primero adaptada al desarrollo urbano abriendo vanos para facilitar la movilidad y cerrando otras entradas con ladrillos, y luego destruida poco a poco. Sus materiales fueron utilizados en otras construcciones. En las obras no se han encontrado restos claros de casas o edificaciones antiguas.

Excavaciones arqueológicas
En 1950, el arabista Oliver Asín halló el lienzo principal de la muralla. En 1953, el derribo de un edificio de viviendas sacó a la luz otro tramo cuyos restos quedaron aprcialmente destruidos. La investigación continuó prosperando con las excavaciones arqueológicas de Luis Caballero en 1972, fecha en la que la muralla fue declarada Monumento Nacional, y de Manuel Retuerce en 1985, que descubrió 55 metros de estructura y numerosos objetos islámicos como cerámicas, piezas de ajedrez y amuletos de plomo y hueso. En 1987 y 1988 se llevaron a cabo las tareas de retauración y consolidación. A partir de entonces, comenzó un lento deterioro que se culminó con los restos de la muralla convertidos en refugio para indigentes.

El Consistorio elaboró para su recuperación un Plan Temático, mejorando su accesibilidad peatonal, su tratamiento medioambiental y su presentación museográfica y de interpretación cultural. La reforma del parque del emir Mohamed ha ampliado la superficie de los jardines andalusíes con nuevos ejemplares vegetales, principalmente arbustos y flores. El complejo se ha pavimentado, se ha instalado nuevo mobiliario (bancos y farolas), se ha renovado el cerramiento perimetral y las pasarelas que servían de mirador. También se ha recuperado el acceso dela Puerta de la Vega, derribada en 1870 debido al deterioro y al desuso. Los restos arquitectónicos adosados a la muralla han sido cubiertos. El parque está presidido por una fuente con forma de estrella de seis puntas. El ámbito expone también restos de las edificaciones que hubo entre los siglos XVII y XIX, y una maqueta del parque.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios