www.madridiario.es
Sin túnel, no hay Prado- Recoletos

Sin túnel, no hay Prado- Recoletos

Por MDO
miércoles 06 de julio de 2011, 00:00h
La Comunidad de Madrid ha rechazado mediante silencio administrativo negativo el proyecto municipal de peatonalización de la zona considerada Bien de Interés Cultural del eje Prado-Recoletos.
Finalmente, la pelea por el proyecto Prado- Recoletos se ha resuelto a la francesa. La Consejería de Medio Ambiente resolvió en el mes de abril que el informe ambiental de la zona protegida declarada Bien de Interés Cultural en el céntrico eje (entre la plaza de Cibeles y la glorieta de Carlos V), entregado en octubre de 2010 por el Consistorio, no atendía a las exigencias que establecía Esperanza Aguirre. En resumen, sin túnel, no hay proyecto estrella.

Prado RecoletosAl no saber nada, el Consistorio remitió una carta la semana pasada al Ejecutivo que lidera Ana Isabel Mariño para obtener respuesta. A día de hoy no hay contestación oficial. No era necesaria. El silencio administrativo, en este caso, ha funcionado como un sonoro 'no' a los planes de Alberto Ruiz-Gallardón.

Ahora, si el Ayuntamiento de Madrid quiere seguir adelante con el proyecto tendrá que volver a empezar de cero todo su planteamiento. De nada han valido las explicaciones que realizó el Área de Urbanismo. Según fuentes de la Consejería de Medio Ambiente, es necesario que atiendan a las indicaciones que estableció el Ejecutivo regional. Estas pasan por construir un túnel que discurriría por el paseo de Recoletos desde la plaza de Colón hasta la calle de Villanueva, continuaría bajo varios edificios hasta la plaza de la Independencia y seguiría por la calle de Alfonso XII hasta la esquina con la cuesta de Moyano. Cuentan con el apoyo del Colegio de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos.

Paseo del PradoRazones insuficientes
El primer edil argumentó en su momento que el túnel era inviable y que la apuesta de la Comunidad afectaba de pleno al medio ambiente del centro. Se apoyaba en que esta idea quedó desierta en el concurso que planteó el Gobierno municipal cuando gobernaba José María Álvarez del Manzano, así como en el criterio de numerosas entidades profesionales y ecologistas. Entre otras razones, planteó que el subterráneo podía afectar a la hidrología subterránea del Jardín Botánico y los árboles del Paseo del Prado, que las salidas de ventilación y de emergencia estarían en el parque del Retiro o muy cerca de las viviendas de los vecinos, que el túnel requeriría importantes refuerzos a gran profundidad para no afectar a los edificios y que el coste pasaba de 40 a 180 millones de euros. Bajo esta porción del eje Prado- Recoletos discurre el túnel de la risa, las líneas 2 y 4 de Metro y están ubicados los depósitos del Banco de España y los aparcamientos de la plaza de Colón.

No han sido suficientes razones. El Gobierno regional sigue diciendo que la propuesta municipal de redistribución del tráfico rodado afectaría al entorno del parque del Retiro y a las especies vegetales de esta zona verde protegida. Por eso, es necesario el túnel. Tampoco queda claro si la apuesta del alcalde por la peatonalización reduciría realmente el tráfico.

Paseo del Prado"Zancadillas" políticas
La oposición municipal ha pedido explicaciones sobre la decisión regional. El portavoz socialista de Urbanismo en el Ayuntamiento de Madrid, Marcos Sanz, se mostró extrañado de que no se conozcan las razones por las que no se aprueba la remodelación. El edil ha defendido el acuerdo al que llegó todo el Consistorio por ser "un proyecto importante que implica una pedagogía política sobre la ciudad, dando al peatón más metros y reduciéndoselos al coche". El portavoz de Izquierda Unida en el municipio, Ángel Pérez, criticó la "zancadilla política" del Gobierno regional al proyecto por intentar "imponer un modelo alternativo" al consensuado entre los grupos municipales. El portavoz adjunto de UPyD, Jaime Berenguer, afirmó que la nueva paralización tiene como consecuencia que de nuevo "se abofetea en la cara a los madrileños". "Si falta una modificación de una zona determinada lo que hay que hacer es sentarse y buscar la mejor solución", ha defendido el edil.

El decano del Colegio de Arquitectos, José Antonio Granero, explicó a Madridiario que el proyecto que presentó el municipio cuenta con el consenso de los grupos profesionales. "El túnel generaría más problemas que beneficios. Su coste económico y social sería díficil de mantener", avanzó. Sin embargo, se mostró conciliador a la hora de buscar una salida. "La sociedad civil y profesional debe acercar a ambas administraciones. Están condenadas a entenderse. Es necesario que lo hagan desde un debate profesional, no político, para recuperar para Madrid un espacio simbólico como el Prado-Recoletos".
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios