www.madridiario.es
La crisis de Nueva Rumasa y los Ruiz-Mateos amenaza al Rayo Vallecano

La crisis de Nueva Rumasa y los Ruiz-Mateos amenaza al Rayo Vallecano

Por Héctor Rodríguez
jueves 17 de febrero de 2011, 00:00h
El fundador de Nueva Rumasa, José María Ruiz-Mateos, ha anunciado que ha solicitado un preconcurso de acreedores para Nueva Rumasa. La sociedad acumula  una deuda de 700 millones que afecta al Rayo Vallecano, que forma parte de la misma.
El Rayo Vallecano entra junto con nueve empresas del grupo en un preconcurso de acreedores. Fuentes del club han informado a Madridiario de que el club tiene un máximo de cuatro meses para refinanciar la deuda y en el caso de que no fuera posible, entraría en Ley Concursal, situación era denominada antes como 'suspensión de pagos'. Las mismas fuentes han informado de que en el caso de que se llegara a ese límite, el Estado nombraría a un administrador en el club, como ocurrió con el Atlético de Madrid hace unos años.

El gerente del club de Vallecas, Jesús Fraile, informará este viernes a empleados y miembros de la plantilla del club de la situación en la que se encuentra la empresa. Los jugadores, según aseguró el club a este digital, están al corriente de la situación.

Además del club franjirrojo, las otras empresas para las que se ha solicitado el 'preconcurso' de acreedores son Clesa, Garvey, Hotasa, Dhul, Elgorriaga, Hibramer, Trapa, Carcesa (Apis y Fruco) y Quesería Menorquina.

Habla Ruiz-Mateos
En la rueda de prensa este jueves, José María Ruíz-Mateos aseguró acompañado de sus seis hijos varones y parte del equipo directivo de Nueva Rumasa que su objetivo se centra en proteger los intereses de sus empleados y remarcó que cumplirá sus compromisos con los más de 5.000 inversores que han confiado en la compañía con la suscripción de pagarés o de participaciones. "Si no pudiera satisfacer esa obligación y no tuviera fe, me pegaría un tiro", dijo.

Estas diez sociedades, que concentran gran parte de los 700 millones de euros de deuda bancaria del grupo, se han acogido al procedimiento especial de la Ley Concursal, que concede un plazo de hasta cuatro meses para negociar con los acreedores a fin de evitar la suspensión de pagos y que blinda a las empresas ante cualquiera entidad que pretenda instar un concurso de acreedores necesario. Los principales acreedores son Banco Santander y Banesto.

Además, anunció que Nueva Rumasa mantiene conversaciones "muy avanzadas" con un grupo inversor extranjero que prevé tomar una participación minoritaria aún por determinar e inyectar capital en el grupo, con una aportación total que inicialmente cifran hasta en 500 millones de euros.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios