www.madridiario.es
Los músicos callejeros de la capital deberán tener autorización

Los músicos callejeros de la capital deberán tener autorización

Por Carmen M. Gutiérrez
lunes 07 de febrero de 2011, 00:00h
El Ayuntamiento de Madrid prohibirá tocar instrumentos o reproducir música en la calle, excepto autorización expresa. Está previsto que la ordenanza municipal sobre ruido se apruebe en el próximo Pleno.
Los grupos municipales de PSOE e IU han denunciado este lunes que la ordenanza sobre ruido que se aprobará durante el próximo Pleno municipal -a finales de febrero- prohíbe la actividad de los músicos callejeros. "No se permitirán en la vía pública actuaciones en las que se empleen instrumentos musicales, elementos de percusión, amplificación o de reproducción sonora", reza el primer punto del artículo 41, objeto de la críticas.

La oposición presentó enmiendas para que se permitiera la música callejera siempre que no superara los decibelios establecidos y no molestase a los vecinos, pero no han sido aceptadas, según PSOE e IU. Así, tan solo los músicos con permiso podrán tocar en la calle, según se recoge en el texto que se votará en el próximo Pleno municipal, que dice literalmente: "El Ayuntamiento podrá autorizar, a solicitud de sus organizadores, actuaciones musicales con carácter temporal en zonas especialmente delimitadas, previa comprobación de su compatibilidad con el descanso u otras actividades ciudadanas".

Una portavoz del Área de Gobierno de Medio Ambiente explicó a este digital que con la futura normativa se pretende "ordenar" las actuaciones musicales en la calle de tal forma que se "compatibilice la música con el descanso de los vecinos". El Ayuntamiento no ha facilitado más datos sobre los trámites para pedir las autorizaciones ni los criterios con que se darán, aunque subraya que tendrá en cuenta circunstancias como el horario y la zona.

Intervención de instrumentos

El artículo 41 de la ordenanza también recoge que "los instrumentos, elementos de percusión o lo equipos de amplificación o reproducción utilizados podrán ser intervenidos por los agentes de la autoridad para su depósito en dependencias municipales".

El concejal y portavoz de Medio Ambiente del PSOE en Madrid, Pedro Santín, ha señalado que "esta nueva norma criminaliza a los artistas callejeros, que pasarán a ser considerados delincuentes clandestinos a los que se podrá poner multas de hasta 750 euros. Esta persecución no tiene precedentes en ninguna capital europea".

El portavoz de IU y candidato a la Alcaldía, Ángel Pérez, por su parte, considera que "este endurecimiento de las condiciones para poder tocar en la calle hasta llegar a su práctica desaparición implica que el concepto de música callejera para el equipo de gobierno de Gallardón no tiene nada que ver con la cultura y sí mucho con las molestias". IU añade que "en un melómano reconocido -en referencia al alcalde, Alberto Ruiz-Gallardón- resulta aún más extraño que la música callejera, a efectos de ordenanzas municipales, sea considerada un molesto ruido".
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios