www.madridiario.es
Botella promete reducir la deuda a la mitad

Botella promete reducir la deuda a la mitad

Por Carmen M. Gutiérrez
martes 27 de diciembre de 2011, 00:00h
Menos burocracia, liberalización comercial, reducción de la deuda del Ayuntamiento a la mitad y austeridad. Estas son las líneas que guiarán el Gobierno de Ana Botella como alcaldesa de Madrid, según ha anunciado en el primer discurso tras su investidura.
Este martes Ana Botella ha jurado su cargo como alcaldesa de Madrid, la primera en la historia de la ciudad. Tras la renuncia de Alberto Ruiz-Gallardón como primer edil del Ayuntamiento para asumir la cartera de ministro de Justicia, los concejales municipales han vuelto a votar, como hicieron hace seis meses, para elegir al máximo responsable municipal.

La hasta ahora concejala de Medio Ambiente y Movilidad ha marcado en un discurso sin grandes anuncios ni sorpresas cuáles serán las líneas que guiarán su gestión al frente del Ayuntamiento. El objetivo es reducir los actuales 6.377 millones de deuda municipal -el simpa que le ha hecho Gallardón a Botella, según la expresión que ha usado el portavoz de IU, Ángel Pérez, durante su intervención- a 3.112, aproximadamente la mitad, en esta legislatura. Para ello, la nueva alcaldesa ha prometido "un plan específico de contención del gasto".

"La austeridad en las cuentas públicas y la flexibilidad en el funcionamiento de nuestra economía son dos palancas imprescindibles para superar la crisis económica", ha asegurado Botella, quien ha anunciado que se podrán abrir empresas sin más burocracia que su "mera comunicación", en línea con las políticas del Gobierno regional.

Candidatura olímpica
Más allá de la situación económica, Botella ha hecho pocos anuncios. El primero de ellos ha sido la apuesta por la candidatura para ser sede olímpica en 2020, para lo que "no es necesario ningún nuevo gasto" por el momento, porque ya se han construido "el 80 por ciento de las infraestructuras necesarias". El otro gran proyecto de la legislatura será la redacción de un nuevo plan de ordenación urbana que "permita crear las bases del Madrid del siglo XXI".

Botella ha prometido ser la "alcaldesa de todos los madrileños", pero "en primer lugar" de los de los mayores, los parados y los excluidos, según ha detallado en su intervención, que en este punto ha sido interrumpida por los aplausos de parte del Pleno.

Gallardón y Aznar

Los momentos más emotivos de su discurso han sido los que ha dedicado a su antecesor, Alberto Ruiz-Gallardón, del que ha dicho que "es un hombre que piensa en grande y esa ambición ha sido el motor que ha transformado nuestra ciudad"; y a su marido, el expresidente del Gobierno, José María Aznar. "Es, para mí, una referencia personal y política", ha asegurado casi al borde de las lágrimas.

Legitimidad de su elección
La primera edil también ha utilizado su intervención para mostrar la "normalidad institucional" de su elección como alcaldesa sin ser número uno de la lista de Madrid por el PP, como ha criticado la oposición. Según Botella, "contamos con un procedimiento legal que garantiza la continuidad institucional" y que ha permitido que en otras tres ocasiones "el Pleno del Ayuntamiento haya elegido al alcalde iniciada ya la legislatura".

El portavoz del grupo municipal socialista, Jaime Lissavetzky, le ha reprochado que puede ser legal, pero "con un caudal de legitimidad menor que el del inmediato antecesor". David Ortega, de UPyD, por su parte criticó que Ruiz-Gallardón no haya cumplido su compromiso político, pues afirmó en diversas ocasiones que permanecería como alcalde de Madrid toda la legislatura, como recogieron los medios de comunicación, y solo ha estado al frente de la ciudad los primeros seis meses de esta legislatura.

Todos los grupos municipales han felicitado tanto al nuevo ministro de Justicia como a la nueva alcaldesa y han prometido lealtad institucional. Los portavoces de la oposición han aprovechado, además, para marcar otra vez -seis meses después de la investidura de Ruiz-Gallardón- cuáles son las líneas que seguirán en su actividad municipal. El PSOE e IU han insistido en reclamar soluciones y acuerdos para la creación de empleo, con unos 250.000 parados en Madrid, y UPyD en solucionar el problema de la deuda. El vicealcalde, Manuel Cobo, en su intervención ha aprovechado para recordar dos de los hitos de la gestión de Botella en el Ayuntamiento de Madrid: el Samur Social y "el mayor proceso de reforestación de la ciudad".
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios