www.madridiario.es

Las principales cifras de la Jornada Mundial de la Juventud

Un papa capaz de mover masas

Un papa capaz de mover masas

jueves 11 de agosto de 2011, 00:00h
La Jornada Mundial de la Juventud es un evento de repercusión mundial. Con solo 50 millones de euros de presupuesto, y con la colaboración total de las administraciones públicas y empresas privadas, sus organizadores aseguran ser capaces de preparar una fiesta de la fe cristiana que traerá a Madrid a un millón de peregrinos durante la tercera semana del mes de agosto. Estas son las grandes (y curiosas) cifras de la visita del papa Benedicto XVI.
El núcleo duro de la Jornada Mundial de la Juventud lo forman solo ocho personas, cuatro religiosos y cuatro laicos. Entre ellos destacan el sacerdote Gregorio Roldán, que vuelve a ocuparse de la acogida de los peregrinos, como ya hizo durante la última visita de Juan Pablo II a Madrid; o el coronel de aviación Joaquín Díaz, que pone su experiencia en coordinación de equipos y organización de eventos al servicio de la dirección logística. Estos encabenzan un comité más amplio, de 250 personas repartidas en 16 áreas de trabajo, donde el 85 por ciento de sus miembros contribuye desinteresadamente. En total, serán 22.500 los voluntarios que participarán en la JMJ, 3.000 de ellos formados por el Ayuntamiento de Madrid.

Benedicto XVI no pisará la capital hasta el jueves 18. Antes, del 11 a 15 de agosto, 63 diócesis ofrecerán a unos 300.000 jóvenes venidos de fuera de España la posibilidad de pasar un tiempo de convivencia con otros jóvenes para preparar los días cumbre en Madrid.

Peregrinos de Puerto Rico, recién llegados a Madrid.La Jornada Mundial de la Juventud propiamente dicha arrancará el martes 16 y con ella, el gran dispositivo público de transporte y seguridad que garantizará su correcto desarrollo. Desde las 8.00 horas, los 416.508 jóvenes y grupos inscritos podrán recoger sus acreditaciones y sus mochilas del peregrino en los lugares señalados según su tipo de estancia (consúltelo aquí). A partir de las 20.00, cuando la mayoría ya estén instalados, el cardenal arzobispo de Marid, Antonio María Rouco Varela, oficiará una misa de bienvenida en la plaza de Cibeles. La previsión es que, del total de asistentes, solo un tercio se registren como tales, por lo que la organización calcula que la ciudad acogerá a cerca de 1,2 millones de creyentes de 193 países. Solo habrá 5 países del mundo sin representación. Las primeras naciones por número de inscritos son Italia, España, Francia, Estados Unidos, Alemania, Polonia, Brasil, Portugal, México y Argentina.

El día 17 y el 18 por la mañana los participantes, organizados por grupos lingüísticos, tendrán sesiones de catequesis en iglesias, colegios, auditorios y polideportivos de Madrid -en total, 200 ubicaciones- con algunos de los más de mil obispos venidos de todo el mundo.

Benedicto XVI.Maratón papal
Cuando el pontífice tome tierra en Barajas, a las 12.00 del jueves, comenzará el auténtico maratón. El jefe de la Iglesia Católica habrá dejado atrás un período de descanso en la residencia papal de verano en Castel Gandolfo (Italia) para encarar, en primer lugar, una breve ceremonia de bienvenida en el Pabellón de Estado del aeropuerto junto a las autoridades españolas. A las 12.40 saldrá del aeródromo en el papamóvil y recorrerá la ciudad hasta llegar a la Nunciatura Apostólica en España, situada en la avenida de Pío XII. En este inmueble, residencia habitual del nuncio Renzo Fratini, se alojará mientras dure su visita a la capital. A las 19.30 cruzará la Puerta de Alcalá de la mano de jóvenes de los cinco continentes y bajará a Cibeles en el papamóvil para una breve intervención desde un escenario con forma de visera de 100 metros de ancho que un equipo de 40 personas ha montado durante esta semana. Por la noche, la JMJ invita a rondar/visitar a 12 imágenes de la virgen por otras tantas iglesias en el centro de Madrid.

El viernes 19, el papa se trasladará al Monasterio de San Lorenzo de El Escorial. A las 11.30 se reunirá con 1.500 religiosas jóvenes en el Patio de los Reyes. A las 12 hará lo propio con 1.000 profesores universitarios jóvenes en la Basílica. El plato fuerte del día será el Vía Crucis. A las 19.30 horas, 15 tallas venidas de 12 ciudades de España representarán cada una de las estaciones del recorrido de 700 metros que separa las plazas de Colón y Cibeles. Las imágenes estarán situadas bajo estructuras ligeras especialmente creadas para la ocasión.

Confesionarios del en el parque de El Retiro.El sábado 20, Benedicto XVI comenzará la jornada con una misa para seminaristas en la Catedral de la Almudena a las 10 horas. El propio vicario acudirá antes al Retiro a partir de las 9.00 horas a confesar a tres fieles en uno de los 200 confesionarios portátiles instalados en el Parque para la denominada Fiesta del Perdón. Hasta 1.000 sacerdotes ofrecerán la confesión en más de 15 idiomas durante toda la semana. El Retiro también acogerá la Feria Vocacional, que intentará atraer a los jóvenes que quieran dedicar su vida al servicio religioso.

El mismo sábado, el aeródromo de Cuatro Vientos abrirá sus puertas a las 12 horas para la gran vigilia con el papa. Situado a solo ocho kilómetros del centro de Madrid, esta instalación acogerá el gran acto de encuentro del pontífice con los jóvenes. Su perímetro, de 10 kilómetros (equivalente a 110 hectáreas o a al extensión de 48 campos de fútbol) y delimitado mediante 20.000 vallas, acogerá al más de un millón de personas que acudirá a la celebración. A partir de las 14.00 comenzará la animación desde el escenario principal, de 190 metros de largo y 20 de alto. A lo largo de la tarde un equipo de más de 20 jóvenes animará la espera. Previamente a la llegada del papa se realizará un flashmob multitudinario en el que participarán más de 100.000 personas. A partir de las 20.30 horas Benedicto XVI dará comienzo a la vigilia adoración eucarística y dará su discurso dirigido a la juventud cristiana. Una vez se retiere, a las 23 horas, los asistentes podrán pernoctar y continuar con la vigilia en las 17 carpas de adoración eucarística distribuidas por el aeródromo.

Para esta ocasión se han enterrado todas las canalizaciones y tendidos eléctricos de la zona. El Canal de Isabel II ha instalado 2.000 grifos de agua, mientras que habrá 2.500 sanitarios, además de cuatro tiendas y varios bares para atender el resto de necesidades. Solo en este recinto está previsto repartir 1,5 millones de raciones de comida.

Plano de Cuatro Vientos.Gran misa final
El papa retornará a Cuatro Vientos a las 9.00 horas del domingo 21 para la gran misa final. Veinte pantallas gigantes retransmitirán una intervención en la que participarán 14.000 sacerdotes y más de 1.000 obispos, 5.000 de los cuales actuarán como ministros repartiendo la comunión por todo Cuatro Vientos. Cuando la liturgia concluya se habrán utilizado en la Jornada Mundial de la Juventud cinco millones de hostias consagradas elaboradas por religiosas contemplativas de toda España, 1.000 botellas de vino de misa donadas por la empresa Osborne y más de 55.000 metros de hilo, los que miles de voluntarias y la empresa Talleres de Arte Granda habrán tejido para confeccionar todas las prendas y elementos relacionados con la liturgia (desde la casulla papal hasta el mantel del altar o los lienzos con los que se limpia el cáliz). Al finalizar, Benedicto XVI anunciará el lugar donde se celebrará la próxima Jornada Mundial de la Juventud.

Antes de regresar al Vaticano, el Papa ha aceptado celebrar un encuentro con unos 14.000 voluntarios de la JMJ en Ifema. Su último acto será la breve despedida oficial por parte de las autoridades españolas a las 18.30 en Barajas. El Pontífice también mantendrá un encuentro con el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, durante su estancia en Madrid.

El presupuesto
En total, y según los últimos datos actualizados comunicados por la organización este miércoles, la Jornada Mundial de la Juventud dispone de 50 millones de euros para gastar. De estos, 31,5 corresponden a las inscripciones de los 456.380 peregrinos y las aportaciones de los 30.000 voluntarios. Los particulares han donado 2,5 millones, mientras que las empresas privadas que han patrocinado el evento contribuyen con otros 16,5 millones.

Los 50 millones serán invertidos de la siguiente manera. Los tres grandes actos de la JMJ (misa de bienvenida en Cibeles, el Vía Crucis y la vigilia y gran misa de despedida en Cuatro Vientos) se llevarán 12,5 millones en costes de organización. Otros 7,3 millones se invertirán en los confesionarios portátiles, las distintas carpas instaladas y otros gastos logísticos. Publicitar la JMJ cuesta 2,6 millones. Dotar a los peregrinos de sus mochilas supone 8,9 millones de euros. La seguridad adicional contratada por la organización y el gasto en oficinas añade 1,3 y 5,5 millones a la cuenta, respectivamente.

A estos gastos hay que añadirles lo que cuesta todo el dispositivo que aportan  las administraciones públicas (seguridad, transporte, facilidades administrativas, desgravaciones fiscales a empresas patrocinadoras) para un evento que revolucionará Madrid durante siete días.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios