www.madridiario.es

El cordón anti indignados agrava la crisis de ventas

Los comerciantes, entre los indignados y la Policía

Los comerciantes, entre los indignados y la Policía

viernes 05 de agosto de 2011, 00:00h
La Puerta del Sol permanece cortada en todos sus accesos ocupada por los efectivos policiales. También hay unidades del servicio de limpieza del Ayuntamiento de Madrid, que continúan en la zona aunque la plaza esté completamente limpia.
Esta situación se produce en agosto, la época del año en que más turistas llegan a Madrid. Muchos de ellos intentan sacar instantáneas de la emblemática plaza vacía y se toman el bloqueo como un atractivo turístico más. Eso, mientras los policías se afanan en explicar -incluso en inglés- por qué no pueden retratarse en la conocida placa del kilómetro cero o junto a la estatua de la osa y el madroño, el símbolo por excelencia de la capital.

Con el pulso entre el 15-M y la Delegación del Gobierno, los comerciantes de la zona se cuestionan si el blindaje les está beneficiando. Apreca, la asociación que representa a los propietarios de locales de las calles del Carmel, del Arenal y Preciados, culpa a los indignados de la situación. Según su presidente, Ignacio Lario, si no se empeñasen en entrar en Sol, la Policía no tendría que proteger la zona. Sin embargo, algunos comerciantes ya no tienen tan claro de quién es la culpa ni cuál es la solución.

Indignados este jueves en el entorno de la Puerta del Sol.Madridiario pudo comprobar este jueves cómo los dueños de las tiendas que se encuentran dentro del perímetro policial solo pueden mantener sus comercios vacíos, cuando no bajar el cierre y marcharse, o hablar de la situación entre ellos.

En la calle de Montera tampoco están satisfechos, porque, aseguran, "vamos a peor". El perímetro policial se ha adelantado a la altura de la comisaría de Policía Municipal, por lo que alrededor de catorce comercios han quedado dentro y no han podido trabajar con normalidad. En un establecimiento de alimentación, donde trabajan trece personas, aseguraban haber estado "sin hacer nada todo el día". "Esto no puede seguir así". Empleados de la farmacia cercana indicaron a este digital que, si normalmente tienen 300 clientes, este jueves solo han tenido diez visitas, que además tuvieron que demostrar a los policías de la zona que iban a adquirir un medicamento. "No vamos a ningún sitio. Que la Policía haga esto no nos ayuda en nada. Cuando estaban acampados, perdíamos dinero, pero al menos venía más gente. Ahora ni si quiera pueden entrar aunque quisieran", se quejaron.

La Puerta del Sol, vacía este jueves.El encargado de una tienda de ropa resumía la situación en que están vendiendo solo un 20 por ciento de la caja que harían en un día normal y que sufren una caída en picado de las ventas desde que empezó el bloqueo policial. "Yo apoyo lo que reivindican, pero también necesitamos trabajar", añadió. Otra comerciante, la que atendía por la tarde el único quiosco de prensa de la Puerta del Sol, explicó que no había vendido "ni un periódico" en todo el día. "No sé si es mejor que la policía se vaya y deje entrar a la gente o que prohíban entrar. Así estamos mal, pero si entran y se sientan, ¿cuántos policías van a necesitar para sacarles uno por uno antes de que vuelvan?", explicó.

La situación se repite en las tiendas de ropa, zapatos y souvenirs de la propia plaza. "Si no dejan pasar a nadie, no hay ventas", resumieron. Mientras tanto, el helicóptero que no ha dejado de vigilar el centro de Madrid, sigue sobrevolando día y noche la Puerta del Sol, para exasperación de los residentes.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.