www.madridiario.es

La Puerta del Sol, desalojada de nuevo

La marcha laica acaba en carga policial

La marcha laica acaba en carga policial

miércoles 17 de agosto de 2011, 00:00h
La marcha laica contra la participación de las Administraciones Públicas en la visita del papa y los jóvenes católicos que han acudido a Madrid a ver a Benedicto XVI chocaron en la Puerta del Sol y cruzaron consignas en contra y a favor de la Iglesia. Pasadas las 22.00 horas, agentes de la Policía Nacional comenzaron una "brutal" carga contra los manifestantes laicos para desalojar la plaza. La Jefatura Superior de Policía informó de la detención de ocho personas. Dos agentes y nueve ciudadanos resultaron heridos leves.
A las 19.30 horas miles de personas -unas 5.000, según fuentes policiales y 30.000 según los organizadores- salían de la plaza de Tirso de Molina con la intención de demostrar su postura contraria al "derroche" de dinero que a su juicio ha generado la visita del papa a Madrid. Bajo el lema 'De mis impuestos al papa cero', y encabezados por la Asociación Madrileña de Ateos y Librepensadores y Europa Laica (además de otras 90 entidades), recorrieron las calles y plazas del centro -Doctor Cortezo, Jacinto Benavente, Carretas, Sol, Alcalá, Sevilla, Canalejas y de la Cruz- mostrando su rechazo al destino de fondos públicos para un evento católico, pero de manera pacífica. Entre los que la respaldaron se encontraban en su mayoría jóvenes, aunque también adultos y familias.

En la vanguardia de la marcha, una pancarta representaba las imágenes del filósofo Stéphane Hessel, el inspirador del movimiento del 15-M y los indignados, enfrentada a la de Benedicto XVI. Debajo se podía leer el rótulo "Choque de titanes. El combate espiritual del siglo XXI". A este la acompañaban multitud de banderas republicanas, de banderas arcoíris y pancartas exigiendo que se cumpla la Constitución Española, que garantiza que España es un estado laico. "Este papa no lo pagamos",  "Menos religión y más educación", "Esta no es la juventud del papa" o "Hemos venido pagando el metrobús" fueron algunos de los lemas coreados.

Momentos de tensión
Después de un inicio tranquilo, los manifestantes se encontraron en la Puerta del Sol con jóvenes peregrinos de la Jornada Mundial de la Juventud que abarrotan la capital, lo que dio pie a enfrentamientos verbales y a intercambios de gritos a uno y otro lado. Las fuerzas de seguridad, protegidas en algunos casos con cascos antidisturbios, tuvieron que separar a miembros de ambas partes, lo que desencadenó en empujones y momentos de tensión.

"Esa 'manifa' es ilegal", repetían los laicos, aludiendo a que los peregrinos no habían solicitado ningún permiso para concentrarse en Sol. "Viva el papa", cantaban los peregrinos españoles como respuesta. "Esta semana es la de la juventud del papa, ellos -los manifestantes- tenían un recorrido establecido, no entiendo por qué se estancan en Sol", dijo un católico a este digital. Los convocantes insistían en que la suya era una protesta legal.

Así, los peregrinos se quejaban del contenido de algunas de las pancartas contra la financiación de la visita papal y los manifestantes, lejos de amedrentarse continúaban con lemas como "Esas mochilas las he pagado yo" o "vuestro papa es un nazi".

Cargas policiales
Los enfrentamientos más duros llegaron después. Pasadas las 22.00 horas, la Policía comenzó una "brutal" carga policial contra los manifestantes para desalojar Sol, plaza que ya se ha convertido en un símbolo para miles de 'indignados'. "Están dando palos con porras de goma a todo el mundo, he visto a una señora mayor tirada en el suelo", afirmó una joven atea. Ya a las 22.45 horas la plaza estaba completamente vacía. La Jefatura Superior de Policía informó de la detención de un hombre que, al parecer, habría atentado contra un agente al lanzarle una botella. Posteriormente se efectuaron otras siete detenciones. En total, once personas resultadon heridas, entre ellas dos agentes.

Al filo de la medianoche los participantes continúaban tratando de acceder a la plaza, mientras los agentes seguían sin permitirlo, aunque sí se dejaba a los peregrinos de la JMJ. Un agente aseguró a Madridiario que tienen órdenes de permanecer allí hasta las 7.00 horas de este jueves. Los manifestantes se fueron, poco a poco, dispersando a lo largo de la noche.

Polémica antes de salir
La marcha laica y su recorrido  había sido objeto de disputa en los últimos días, al haber propuesto la Delegación del Gobierno el limitarlo al barrio de Lavapiés, alegando cuestiones de seguridad. Los convocantes lograron sin embargo que la marcha pasara por Sol, algo que desde el primer momento tacharon de "irrenunciable". Finalmente, y pese al informe desfavorable que había redactado el Ayuntamiento donde se pedía la prohibición de la marcha por coincidir con la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ), la manifestación transcurrió por el camino previsto. Pero el Consistorio no fue el único que trató de impedir la celebración de la protesta. Un joven mexicano, católico y voluntario de la JMJ, fue detenido el martes al conocerse que planeaba utilizar sus conocimientos científicos -trabajaba en el CSIC- para atentar contra los protestantes laicos.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.