www.madridiario.es
Gallardón: 'El 40% de los sin techo sufren adicciones o problemas mentales'

Gallardón: "El 40% de los sin techo sufren adicciones o problemas mentales"

Por Enrique Villalba
jueves 14 de abril de 2011, 00:00h
El alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, explicó que casi uno de cada tres sin hogar censados por el Ayuntamiento no quiere dormir en un albergue, entre otras razones, porque el 40 por ciento de estos, según estadísticas municipales, tiene adicciones o enfermedades mentales.
Ruiz-Gallardón desarrolló que hay entre 500 y 600 personas sin hogar que se niegan a acudir a los albergues. Según los censos que realiza el Consistorio, hay un total de 1.800 afectados por este problema en la ciudad. Según las organizaciones de asistencia a personas sin hogar la cifra aumenta a un mínimo de 3.000. De los indigentes que habla el alcalde, un 40 por ciento sufren enfermedades mentales o adicciones ("una población muy difícil", apostilló), según estadísticas municipales.

A consultas de Madridiario de porqué estas personas prefieren dormir en la calle, el regidor esgrimió, entre otros argumentos, estas enfermedades y adicciones. De esta manera, defendió su propuesta de Ley para obligar a los sin techo a acudir a los albergues.  "¿Estas personas tienen plena disposición de sus facultades para decidir?", dijo, y prosiguió añadiendo que la administración municipal tiene la obligación de asistir a estos individuos aunque no lo pidan y "en mi opinión, deberíamos atenderles aunque se opusiesen".

Dignidad y salud
El candidato del Partido Popular a la Alcaldía de Madrid quiere "abordar el problema de las personas sin hogar. Mi prioridad es la dignidad, la salud y la atención a estos ciudadanos. Hay gente que considera que, como es su voluntad, les tenemos que olvidar. No es esa mi opinión. Estamos obligados a acercarnos y, cuando tenemos los recursos, debemos utilizarlos". Estos recursos están conformados por 7 centros municipales en toda la ciudad (3 de ellos se han reformado en esta legislatura) que aportan 1.300 plazas, ampliables a 1.800 durante la Campaña del Frío. "En ellos se les dota de un techo, de una cama, de alimentación, higiene y atención sanitaria", explicó. Además, el Consistorio ha invertido 15 millones a atender a este colectivo y todo un cuerpo como el Samur Social.

El alcaldable propuso esta modificación legal este miércoles y no en años anteriores porque considera que el Ayuntamiento ya cuenta con los recursos para hacer frente a la situación. Eso sí, la fórmula para obligarles a ir a los albergues no sería convirtiendo el dormir en la calle en una infracción. "La persona en esa situación es una víctima y hay que atenderla con unos mínimos de dignidad y calidad", avanzó Ruiz-Gallardón. Concluyó corrigiendo a las voces que desde el PSOE comparaban la proposición con la Ley de Vagos y Maleantes. "Esa ley no es franquista sino socialista. Este partido apoyó a Azaña en la II República para aprobarla en 1933. Nada tiene que ver con lo que proponemos. Es más, entra en contradicción porque aquella pretendía proteger a la sociedad de los vagabundos, y nosotros proponemos protegerles de la indiferencia de la propia sociedad".

Reacciones
La ministra de Sanidad, Política Social e Igualdad, Leire Pajín, tachó la propuesta de "populista y estética". Subrayó que hay que garantizar los derechos de todos los ciudadanos españoles con "políticas reales e inclusivas", sea cual sea su situación. "Lo primero que tiene que saber el alcalde de Madrid es que cualquier ciudadano, por precaria que sea su situación, no pierde ningún derecho y sigue teniendo los mismos que cualquier otro ciudadano. Es lo primero que hay que tener en cuenta a la hora de anunciar cualquier tipo de medida", ha argumentado.

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, recordó que no es "amiga de las prohibiciones" y que "hay muchos ciudadanos que consideran que se estaría muchísimo mejor durmiendo en un albergue que durmiendo al raso y sin embargo hay otros ciudadanos que no lo estiman así". "Eso no quiere decir que por opinar eso, que nos parece a todos muy raro, vayamos a privarles de sus derechos", apuntó.

El portavoz de IU en el Ayuntamiento de Madrid y candidato a la Alcaldía, Ángel Pérez, defendió que la mendicidad es una "cuestión social" y "no de estética, por más que al alcalde le ofenda a la vista". "Lo primero que tiene que haber son equipamientos y recursos para atender a las personas que están en la calle", ha defendido después de subrayar que la mendicidad "no es algo en lo que uno se encuentre porque quiere, no se nace mendigo, uno se hace mendigo y en una etapa de crisis como la actual el problema de la mendicidad tiene que ver mucho con el paro sobrevenido y con la falta de cohesión social". "Si el señor Gallardón echa de menos una ley estatal que le permita tener los recursos, primero tiene que pedirla y yo estaría de acuerdo con una que regulase pero que también obligara a tener los equipamientos necesarios", expuso.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios