www.madridiario.es
Vistalegre se viste de rojo ante el 29-S

Vistalegre se viste de rojo ante el 29-S

Por MDO
jueves 09 de septiembre de 2010, 00:00h
Delegados sindicales de todo el país han abarrotado este jueves el Palacio de Vistalegre en un acto para mostrar su fuerza ante la huelga general que han convocado el 29 de septiembre en protesta contra la reforma laboral y el retraso de la edad de jubilación. Entre los lemas que coreaban los presentes no ha faltado el de 'Zapatero dimisión'.
El rojo de las banderas de UGT y CCOO, matizado por los colores autonómicos, ha sido el fondo de la demostración de fuerza que han protagonizado los sindicatos, el mismo día que el Congreso de los Diputados aprobaba la reforma laboral. El acto, que según la organización, ha reunido a 16.000 delegados, ha contado con el apoyo, aunque no la presencia, de antiguos líderes sindicales, como el también diputado Antonio Gutiérrez, Marcelino Camacho o Nicolás Redondo; y de actores o escritores, como Pilar Bardem, Juan Diego Boto y Almudena Grandes.

Aunque ni el secretario general de UGT, Cándido Méndez, ni el de CCOO, Ignacio Fernandez Toxo, han pedido la dimisión del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, los delegados sindicales han coreado esta petición repetidas veces. Y es que estamos ante "el peor paquete de medidas de toda la democracia española", en palabras de Cándido Méndez. El secretario general de la Confederación Europea de Sindicatos, John Monks, que ha sido invitado al acto, mantuvo que el recorte que se está ejecutando en España es el peor de Europa, con excepción de Grecia.

Trabajadores con menos derechos

La reforma laboral fue la gota que colmó el vaso para que los sindicatos convocaran la reforma laboral. "No va a resolver los problemas, sino que los va a generar en lo económico y lo laboral", sostuvo Cándido Méndez. El líder de UGT especificó que puede provocar una sustitución de trabajadores por otros con peores condiciones laborales.

Toxo encuadró estas reformas del Gobierno en el "giro a la derecha" que se ha dado en la Unión Europea. "Europa cree que no puede seguir manteniendo los derechos del trabajo y los sistemas de protección social". El secretario general de CCOO también criticó que se "criminalice" a los parados, "cuando el Gobierno no está en condición de ofrecerles un empleo".

La intención de retrasar hasta los 67 años la edad de jubilación también fue criticada por los sindicatos. "Antes de retrasar la edad de jubilación, deberían estar en disposición de garantizar que los trabajadores tengan trabajo hasta los 67 años", señalaba Méndez. Pero no solo hubo críticas, sino propuestas. En resumen, los sindicatos apuestan por más inversión pública, impuestos progresivos, un cambio del sistema productivo o reducir el fraude fiscal.

Rectificación del Gobierno
Los líderes sindicales se mostraron convencidos de que el Gobierno rectificará antes o después de la huelga general, al igual que ha hecho con la prohibición de endeudarse que impuso a los Ayuntamientos. Pero, para ello, han pedido una respuesta social a las decisiones del Ejecutivo. "Dicen que la huelga es un lío entre sindicatos y Gobierno pero es un conflicto de la clase trabajadora por unas políticas que rechaza". Así que, conscientes de que buena parte de la opinión pública está siendo muy crítica con su labor, han recordado el su papel en la sociedad.

"Nos podrán quitar el pan y la sal, pero la labor de los sindicatos es insustituible", sentenció Toxo, quien añadió que para aplicar ciertas políticas "se necesita un país apático, amnésico y resignado". "No hay que tener miedo de ir a la huelga, pues es reafirmar la Constitución", explicaba Méndez. Sobre los ataques a los sindicatos, este último dijo que hay quien ha llegado a la conclusión de que para solucionar la crisis hay que "retorcerle el pescuezo al gallo rojo, pero este no se va a dejar".
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios