www.madridiario.es
Los dueños de bares y discotecas advierten de un 'boom' de las fiestas caseras si se prohibe fumar

Los dueños de bares y discotecas advierten de un 'boom' de las fiestas caseras si se prohibe fumar

Por David Canellada
miércoles 06 de octubre de 2010, 00:00h
Botellón y veto al tabaco. Esas son las dos grandes amenazas del sector del ocio nocturno en la comunidad de Madrid. Tanto, que la anunciada prohibición total de fumar en los bares puede disparar las fiestas en casas particulares. En el último año, de hecho, las quejas vecinales a la Policía Municipal por este tipo de fiestas privadas se ha multiplicado "un 1.200 por ciento".
Así lo han denunciado este miércoles los empresarios del sector del ocio nocturno, que se han fundido en una única asociación para tener más peso en esta batalla contra sus dos grandes enemigos. Durante la presentación de la nueva patronal -Noche Madrid-, los responsables de bares de copas y discotecas recordaron también que la prohibición de fumar acabará con uno de cada diez locales. En la actualidad, la Comunidad de Madrid cuenta con 4.574 locales de ocio nocturno y otros 10.000 bares y restaurantes que abren de noche.

"Un estudio que hemos realizado revela que las pérdidas económicas se situarían también en torno al 10 por ciento", denunció uno de los vicepresidentes de Noche Madrid, Dionisio Lara. Este dato -en un sector que factura de media unos 5.500 millones anuales- se podría traducir también en la desaparición de cerca de 15.000 puestos de trabajo relacionados con el ocio y la diversión. "Es intolerable e inmoral que un gobierno tome una decisión que va a llevar a más gente al paro", lamentó Lara.

"Más de la mitad de los clientes de bares y discotecas fuma. Aunque no lo hagan habitualmente, son fumadores sociales que asocian el tabaco a la diversión nocturna. Si quitamos eso, tenderemos cada vez más hacia un modelo de diversión anglosajona -basado en el botellón y en las fiestas en casas- en el que la gente sólo va a beber por beber", insistió Lara.

La consecuencia directa de este modelo -según otro de los vicepresidentes de Noche Madrid, Tito Pajares-, será una multiplicación de las molestias para los vecinos. "Ya se han disparado las fiestas en las casas, habrá más ruido si la gente tiene que salir a la calle a fumar y habrá más suciedad si sigue creciendo el botellón", lamentó.

La noche, motor del turismo
En esta misma línea, Lara insistió en la necesidad de defender "nuestro modelo de diversión". "La noche de Madrid es uno de sus atractivos y un importante generador de turismo". De hecho, según los datos facilitados por Noche Madrid, los 5.500 millones anuales de facturación de bares y discotecas suponen un 3 por ciento del PIB regional -30 veces que la agricultura madrileña-. Este importante peso específico viene motivado porque 750.000 madrileños salen cada fin de semana. "De ellos, hay cerca de 200.000 que son turistas y que vienen a Madrid por su noche".

Pero la nueva asociación -derivada de la fusión de la Asociación de Salas de Fiesta y Discotecas (Asfydis) y de la Asociación de Empresarios por la Calidad del Ocio (Eco) y presidida por Pedro Serrano bajo el paraguas de Ceim- también quiere romper los tópicos y tabúes que rodean a este sector. "El ocio no es sólo cosa de jóvenes. Más de la mitad de la población que tiene entre 40 y 54 años sale, al menos, una vez al mes. Hemos popularizado el ocio y ya forma parte de nuestra vida cotidiana", subrayó Lara.

80.000 multas "paradas"
Pero los responsables de la nueva asociación también plantearon las que, a su juicio, podrían ser las soluciones para esta situación. Respecto a la prohibición de fumar, los empresarios de la noche apuestan "por llegar a un entendimiento y compatibilizar los intereses del empresario, del cliente que fuma y del que no". En este sentido, Lara planteó la posibilidad de mantener "plantas o salas reservadas para fumadores".

Sobre el botellón, los miembros de la directiva de Noche Madrid recordaron que el primer paso para acabar con este fenómeno pasa por acabar "con la permisividad de las distintas administraciones".

Además, Pajares explicó que la semana pasada se reunieron con el consejero de Presidencia, Justicia e Interior, Francisco Granados, para pedirle que la resolución de las sanciones -que en la actualidad es competencia de los ayuntamientos y de la Comunidad- dependa de una sola administración. "Los ayuntamientos tramitan las sanciones y se las pasan a la Comunidad, donde ahora mismo hay un cuello de botella de cerca de 80.000 multas paradas", denunció Pajares.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios