www.madridiario.es
Espadas en alto por el Prado-Recoletos

Espadas en alto por el Prado-Recoletos

Por MDO
jueves 07 de octubre de 2010, 00:00h
El Ayuntamiento de Madrid ha remitido este jueves a la Comunidad de Madrid un nuevo informe sobre la zona declarada Bien de Interés Cultural del Eje Prado-Recoletos. Pretende ser definitivo y conseguir la declaración de impacto ambiental favorable que permita continuar con el proyecto. Ruiz-Gallardón sigue defendiendo la solución en superficie, mientras Aguirre aboga por el túnel.
Las espadas vuelven a estar en alto entre Ayuntamiento y Comunidad de Madrid por el Eje Prado-Recoletos. El culebrón urbanístico de la remodelación del espacio comprendido entre la plaza de Cibeles y la glorieta de Carlos V, zona declarada Bien de Interés Cultural por el Gobierno regional, escribe un nuevo capítulo. El Ejecutivo de Esperanza Aguirre paralizó el desarrollo de las obras al considerar que el proyecto presentado por el Consistorio podía afectar al ecosistema urbano de esta arteria de la capital. Por eso, proponía un túnel, algo que el Gobierno municipal ya descartó hace años con el apoyo de distintas entidades. La Consejería de Medio Ambiente exigió a Ruiz-Gallardón un informe sobre el proyecto para otorgarle una declaración de impacto ambiental, un permiso que permite realizar las obras en esta porción del eje. Tras un primer documento municipal, la consejería de Ana Isabel Mariño pidió más información. Sólo empezaría a contar el tiempo administrativo para dar el visto bueno a la operación (9 meses como máximo) cuando tuviesen el texto con todas las posibilidades posibles y se pudiera elegir la más viable.

El día ha llegado. El Ayuntamiento ha emitido el nuevo expediente, que cuenta con más de 800 sugerencias y alegaciones ciudadanas, y 47 informes y dictámenes sectoriales. Han sido necesarios seis meses y tres períodos de información pública, el último de los cuales ha incluido el estudio de impacto ambiental que exigía el Gobierno regional. En este documento han participado los colegios de Arquitectos e Ingenieros de Caminos, la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, la Fundación Villa y Corte, y la Fundación Nuevo Siglo.

Velázquez no se mueve
No ha habido cambios significativos en el proyecto al que opta el Ejecutivo municipal, que cuenta con la aprobación por unanimidad del Pleno. El texto que defienden es el proyecto técnico del Plan Especial con la alternativa seleccionada en el Estudio de Impacto Ambiental que han realizado. Es decir, nada de túnel. 135.896 metros cuadrados de zonas verdes, 64.339 de zonas estanciales, un 80 por ciento más de árboles y 1.500 metros de carril ciclista. Piensan que esa opción dará como resultado que la emisión de contaminantes se reduzca en el Salón del Prado en 47 por ciento en monóxido de carbono, un 85 en dióxido de nitrógeno, un 60 de partículas contaminantes y en 4,1 decibelios durante del día delante del Museo Thyssen. Sólo hay una modificación en el diseño respecto al Museo del Prado. No se considera adecuado trasladar la estatua de Velázquez de su actual posición.

Aún así, la Comunidad sigue erre que erre con el túnel. Y es que el Ejecutivo de Esperanza Aguirre siempre ha puesto pegas a un proyecto que no le convence ni a nivel de movilidad ni a nivel medioambiental y que ha detenido ya en varias ocasiones. Según la Comunidad, reducir los carriles en la zona y desviar el tráfico por las calles adyacentes sólo empeoraría los atascos provocando con ello una mayor afección en términos de contaminación al Jardín Botánico, al propio paseo del Paro y, especialmente, al parque del Retiro, el pulmón verde del centro de la ciudad.

Compatibilidades
Tras la reunión del Consejo de Gobierno, y sin conocer aún los detalles de la aprobación municipal, el vicepresidente y portavoz del Ejecutivo advertía una vez más que el túnel bajo el eje es la mejor opción. Con cierta sorna, Ignacio González apuntaba que "parece" que la posición del alcalde en contra del subterráneo "no es nueva", y recalcaba que "nosotros mantenemos lo contrario". "Hay que compatibilizar las obras del eje con la movilidad de los ciudadanos en la zona. Si hay posibilidades técnicas de hacerlo [el túnel] y tiene menos incidencia desde el punto de vista de la protección del medio ambiente, es una vía que se tiene que explorar", zanjó.

Este verano, el Colegio de Ingenieros de Caminos planteó un posible túnel. Pero Ruiz-Gallardón ha recordado, a consultas de Madridiario, que esta institución ya descartó este tipo de infraestructura en la valoración del proyecto que hizo en 2002.

Ahora sólo queda esperar. La Comunidad debe dar respuesta del informe ambiental. Según Ruiz-Gallardón sólo deben decir si dan el sí a un proyecto que aboga por la sostenibilidad del entorno. Tienen, en teoría, 9 meses, aunque después de revisar el primer informe municipal, gastaron 4, explicaron fuentes municipales. Si todo sale como prevé el Consistorio, tras el trámite administrativo, las obras podrían comenzar en 2012 y concluir en 12 meses. En todo caso, el proyecto tendrá que esperar a la próxima legislatura.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios