www.madridiario.es
La invidente accidentada iba a cantar este jueves

La invidente accidentada iba a cantar este jueves

Por MDO/E.P.
martes 18 de mayo de 2010, 00:00h
Una cantante invidente de nacionalidad cubana  perdió un brazo este lunes al caer en el hueco entre dos vagones de metro en la estación de Nueva Numancia, situada en la Línea 1. La mujer, de 37 años, actuó el pasado viernes en Santander y se disponía a tener una función este jueves en la capital.
La mujer se encuentra "estable y con ventilación mecánica" tras someterse a una operación donde se le ha intentado reconstruir el brazo izquierdo, después de que lo perdiera tras el golpe. "La paciente se encuentra ingresada desde esta madrugada en reanimación con diagnóstico de politraumatismo", indicó el Hospital Gregorio Marañón en un comunicado, en el que explica que está en esta situación "tras haber sido sometida a un laborioso procedimiento quirúrgico de reconstrucción del miembro superior izquierdo, pendiente de evolución".

La joven invidente ha sufrido la amputación de su brazo izquierdo. Tras el accidente, fue ingresada en el Hospital Gregorio Marañón con pronóstico "muy grave", según indicó un portavoz de Emergencias Madrid.

El accidente ocurrió sobre las 11.50 horas, cuando la joven, de 37 años y nacionalidad cubana, cayó entre los acoples de dos vagones del suburbano en la estación de Nueva Numancia, según informó un portavoz de Metro de Madrid. Uno de los trenes se encontraba en proceso de arranque, y aunque un pasajero activó el freno de seguridad, el tren pudo recorrer unos metros y arrollar a la mujer.

Cuando llegaron los sanitarios del Samur comprobaron que la mujer, a la que varios viajeros habían ayudado a subir al andén, presentaba la amputación del brazo izquierdo y un traumatismo torácico. Tras ser entubada, fue trasladada al Hospital Gregorio Marañón con pronóstico muy grave. Por su parte, el conductor del tren tuvo que ser atendido por una psicóloga.

El secretario general de Comisiones Obreras en Metro, Ignacio Arribas, ha precisado que se trata de un tren modelo 2.000, que son los que se usan en la Línea 1, y el acople fijo es muy estrecho, por lo que la mujer "ha desaparecido" a la vista del conductor, que "ha actuado correctamente" comprobando antes cerrar las puertas y arrancar que no había ninguna persona tratando de entrar en el convoy.

Por su parte, el secretario general de UGT en Metro, Teo Piñuela, ha pedido "prudencia" y ha animado a esperar al resultado de las investigaciones del accidente. A su juicio, la víctima "se puede haber confundido por el ruido del propio tren al abrir y cerrar las puertas".

Como consecuencia del accidente el Servicio en la Línea 1 de Metro entre las estaciones de Pacífico y Portazgo fue suspendido durante casi una hora.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios