www.madridiario.es

El presidente acomete un plan urgente empujado por Europa

Zapatero anuncia un 'tijeretazo' sobre funcionarios, pensiones y el cheque bebé para detener el déficit

Zapatero anuncia un 'tijeretazo' sobre funcionarios, pensiones y el cheque bebé para detener el déficit

miércoles 12 de mayo de 2010, 00:00h
El Gobierno va a rebajar los sueldos de los empleados públicos este año y los congelará el que viene, va a retirar el cheque-bebe a partir de 2011 y también el próximo ejercicio dejará de subir las pensiones contributivas. Esta son las tres medidas que, tras la exigencia de Europa, acometerá el Ejecutivo a fin de reducir aún más rápido el déficit del Estado.
La primera gran medida anunciada por José Luis Rodríguez Zapatero este miércoles en el Congreso es la de la rebaja media del 5% en el sueldo de los empleados públicos, que se congelarán el año que viene. Con este anuncio, el Ejecutivo rompe con el acuerdo que alcanzó en septiembre del año pasado con los sindicatos para elevar los sueldos un 0,3% este año. Zapatero aseguró que la rebaja salarial será proporcional a los ingresos, es decir, afectará más a los salarios más altos, y también adelantó que los sueldos del Gobierno se van a rebajar el 15%.

La segunda medida de calado es la supresión a partir del 1 de enero de 2011 el denominado cheque-bebé, los 2.500 euros por nacimiento o adopción de un hijo, una de las medidas estrella del Gobierno desde julio de 2007.

Según la tercera medida, el Gbierno suspenderá en 2011 la revalorización de las pensiones, excepto las no contributivas y las mínimas, lo que significa que las contributivas no se actualizarán el próximo año de acuerdo con el IPC. Asimismo, se prevé la eliminación del régimen transitorio para la jubilación parcial previsto en la Ley 40/2007. Sólo podrán acceder a ésta última los mayores de 61 años, que tengan un mínimo 30 años cotizados y al menos 6 años de antigüedad en la empresa, en tanto que sólo se podrá reducir la jornada laboral un 75% como máximo.

Dependencia y medicamentos
El cuarto gran ajuste, y este también con gran calado social, será eliminar la retroactividad en la aplicación de la ley de dependencia, con una reforma en la que se establecerá un tiempo máximo de seis meses para la resolución de las solicitudes. De esta forma, se suprimirá el pago de la cantidad pendiente desde que se hizo la petición. Los derechos de retroactividad que ya se hayan generado podrán pagarse en un plazo máximo de cinco años.

Zapatero anunció, por último, un plan para reducir el gasto farmacéutico, empezando por reducir el precio de medicamentos no genéricos excluidos del sistema de precios de referencia, de manera escalonada, entre un 10 y un 15 por ciento, teniendo en cuenta el año de registro de los medicamentos. Se hará también posible la dispensación de los medicamentos en unidosis, de manera que el paciente pueda comprar el número exacto de unidades que necesite.

Todas las medidas adelantadas por Zapatero se incluirán en un decreto ley que aprobará el Consejo de Ministros la semana que viene, "para su entrada en vigor inmediata".
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.